viernes, 18 de abril de 2014

La historiadora Margarita Torres en Cuarto Milenio. El grial de San Isidoro estará presente en el programa de Íker Jiménez con una trayectoria contradictoria durante su primer milenio de existencia.



En el programa de Íker Jiménez y Carmen Porter, junto a la historiadora Margarita Torres participarán en el debate Javier Sierra y el director de la revista Año Cero, Enrique de Vicente.


Tal y como se dio a conocer hace algunos días, la Cronista Oficial de León Margarita Torres Sevilla-Quiñones de León, estará presente en el programa Cuarto Milenio de este domingo.

El programa presentado y dirigido por Íker Jiménez dará comienzo hacia las 23:00 horas y el supuesto Santo Grial que se conserva en el Museo de la basílica de San Isidoro, ocupará una buena parte de su contenido. Así es, la historiadora Margarita Torres tendrá la oportunidad de enumerar y explicar los motivos por los que defiende que la copa que forma parte del cáliz de Doña Urraca es el Santo Grial, pues hasta ahora, la historiadora ha pasado de puntillas sobre sus aproximadamente mil primeros años de existencia, e incluso, en algunas ocasiones, ha realizado afirmaciones que no se sostienen en el estudio que ha publicado junto a José Miguel Ortega del Río. Es más, varias transcripciones de fuentes antiguas que aparecen en el estudio Los Reyes del Grial, son contradictorias.

Por eso, LA CEPEDA Noticias viene argumentando y facilitando pruebas escritas y orales de la nebulosa trayectoria del cáliz durante su primer milenio de existencia, desde el pasado 10 de abril. Es decir, a los pocos días de haber aparecido el libro en las librerías.

En verdad, tras haber leído y analizado ese estudio en sus puntos fundamentales, era necesario concluir que la copa de ágata que forma parte del cáliz de doña Urraca, la cual estiman como el Santo Grial Margarita Torres Sevilla y José Miguel Ortega del Río, presenta una trayectoria incierta durante su primer milenio de existencia, que impide identificarla con la Copa de Cristo, Copa de la Última Cena o Santo Grial.

QUIERO VER LA ENTRADA DE LA CEPEDA NOTICIAS EN LA QUE SE OFRECEN LOS ARGUMENTOS Y ENLACES A TESTIMONIOS SONOROS Y ESCRITOS, QUE PERMITEN INVALIDAR "EL DESCUBRIMIENTO" DE LOS DOCTORES UNIVERSITARIOS MARGARITA TORRES SEVILLA Y JOSÉ MIGUEL ORTEGA DEL RÍO.

 

Cáliz de doña Urraca.

En último lugar, deberá señalarse que el programa de Iker Jiménez promete una gran audiencia pues junto al interés por conocer la trayectoria de la reliquia desde aquella Última Cena se suma el interés de los valencianos, ya que estos han visto como se quedaban sin "su Santo Grial". Así es, porque según ha explicado Torres Sevilla este cáliz también es valioso pero debe de considerarse como un "cáliz de los apóstoles" ya que el verdadero "cáliz de Cristo", según viene argumentando la medievalista, es el leonés. Pero a pesar de este planteamiento, la alcaldesa Rita Barberá no cede y ya ha comenzado una carrera de santos griales para defender la autenticidad del que se conserva en la catedral de Valencia.




jueves, 17 de abril de 2014

El cáliz de doña Urraca, el grial de la controversia. Ricardo Herreras analiza el nuevo "descubrimiento".









   EL GRIAL DE LA CONTROVERSIA



El pasado 23 de marzo moría Adolfo Suárez. Ese día la prensa leonesa recogía, a partir de una investigación histórica, una sorprendente noticia bajo el titular “El Santo Grial está en León”. El hecho pasó ligeramente desapercibido hasta que el día 26 numerosos medios nacionales e internacionales se hicieron eco de la misma y entonces casi todos quisieron entender que sí, que el Santo Grial (la copa utilizada en la Última Cena por Jesús de Nazareth) llevaba siglos en León.

Pasados los días, tan rotunda y errónea afirmación de la prensa debe necesariamente ponerse en cuarentena. Centrémonos en lo básico: en el libro de equívoco título “Los reyes del Grial”, Margarita Torres - medievalista y profesora de la Universidad de León -  y José Miguel Ortega - historiador del Arte - no desvelan en absoluto que el antaño conocido como cáliz de Doña Urraca de la preciosa Colegiata de San Isidoro en León sea el Santo Grial; muy al contrario, lo que indican es que el cáliz leonés que llegó a León desde Egipto en tiempos de Fernando I es en realidad lo que se creía que era el Grial, es decir, lo que los cristianos de Jerusalén veneraban como tal desde el año 400, aduciendo como prueba irrefutable unos manuscritos traducidos del árabe. Aún así, tampoco prueban de forma suficientemente clara que el citado cáliz sea ese mismo Grial venerado como tal desde el siglo V. Existen contradicciones y lagunas, que expertos medievalistas se encargarán de exponer.




Aquí se concatenan varios problemas. Uno de ellos tiene que ver con el escaso rigor de una prensa sensacionalista, pues vivimos en la época de la inmediatez y del trending topic, y lo queremos todo ya, ahora. Seguramente la mayoría de periodistas no sabrían hasta ayer qué era el Cáliz de Doña Urraca ni quién era ésta (reina en Zamora entre 1065 y 1101). Tampoco sabrían que una copa de ónice como es el caso no podría datarse por Carbono 14, o que la parte superior del cáliz es una copa bastante común en la época en la que vivió Jesús. Así, por pura y dura ignorancia, los periodistas oyeron campanas sin saber dónde y corrieron a refugiarse en el más impactante de los titulares: “el Santo Grial está en León”. ¡Toma ya!

El segundo problema está en que ni Margarita ni su compañero de fatigas investigadoras han explicado de forma suficientemente clara sus supuestos descubrimientos, lo que ha dado lugar, con su actitud ambigua, a generar mayor confusión. Mi pregunta es: ¿se han visto desbordados por la magnitud de la noticia o han formado parte del circo mediático?

Y el tercero está en el turismo. El tráfico de reliquias fue algo muy habitual por parte de la Iglesia católica desde la Edad Media, lo que garantizaba el dinero de los creyentes. En su afán por atraer a las masas, catedrales, monasterios e iglesias se nutrían del mercado negro de reliquias, siendo el  objetivo final obtener más dinero. ¿Estamos ante una operación de las mismas características en estos tiempos finiseculares donde los intereses crematísticos lo mueven todo? Ahí lo dejo.

En mi opinión, la Colegiata de San Isidoro de León merece una visita por su importancia histórica y los tesoros que allí se custodian, entre ellos el maravilloso cáliz de Doña Urraca. Pero no, no creo que el Santo Grial, el usado por Cristo en la Última Cena, esté en León.


                                                                       Ricardo Herreras Santamarta.

 
                                                              

miércoles, 16 de abril de 2014

Los Reyes del Grial. El libro de Margarita Torres Sevilla y José Miguel Ortega del Río no permite sostener la presencia de la Copa de Cristo, en San Isidoro.



En la cubierta del libro aparece una pintura románica del Panteón de los Reyes de San Isidoro. Aquí, "el pincerna de la última cena" esta con un cáliz de la misma forma y color, que el que llegó al Reino de León en el siglo XI.

Después del revuelo mediático que se ha montado durante las últimas semanas, con motivo de la supuesta presencia del Santo Grial o Copa de la última Cena, en el Museo de la basílica de San Isidoro, parece necesario razonar con frialdad, basándose en las pruebas aportadas por los autores de la obra Los Reyes del Grial.

El estudio de los doctores Margarita Torres Sevilla y José Miguel Ortega del Río ofrece algunos argumentos bastante cuestionables e incluso pruebas contradictorias, que impiden sostener desde el campo de la investigación, la presencia del Santo Grial en León.




La aportación de Gustavo Turienzo ha sido muy valiosa, pero sólo sirve para conocer la trayectoria del cáliz que está en San Isidoro, desde el siglo XI.

HAGA CLICK PARA CONOCER ALGUNAS RAZONES QUE INVALIDAN EL PLANTEAMIENTO DE TORRES SEVILLA Y ORTEGA DEL RÍO, DURANTE EL PRIMER MILENIO.




Los autores muestran la obra en la que incluyen algunas fuentes, que resultan contradictorias con su línea argumental.

HAGA CLICK AQUÍ PARA CONOCER COMO LA AUTORA MARGARITA TORRES SEVILLA PASÓ DE LARGO EN LA CONFERENCIA DE AYER, SOBRE UNO DE LOS PUNTOS DÉBILES DE LA INVESTIGACIÓN.


La argumentación utilizada en la conferencia de ayer para dar continuidad a la trayectoria del cáliz de ónice durante el primer milenio, viene siendo expuesta por Margarita Torres desde que comenzara a divulgarse la noticia de que el Cáliz de Cristo, la Copa de la Última Cena o el Santo Grial, se encuentra en el Museo de la basílica de San Isidoro de León. La autora lo ha dejado registrado en algún medio de comunicación como por ejemplo, en Onda Cero. Aquí fue entrevistada en el programa La Rosa de los Vientos y la doctora Torres ofreció esa misma argumentación entre los minutos 5:27 y 6:00 de la entrevista.




                                                                              


QUIERO ESCUCHAR A MARGARITA TORRES ARGUMENTAR QUE ENTRE EL AÑO 400 Y EL AÑO 1000-1050, EL CÁLIZ ERA DE ÓNICE Y SE CONSERVABA EN EL SANTO SEPULCRO. 

Escuche la grabación entre los minutos 5:27 y 6:00, del programa de Onda Cero.


martes, 15 de abril de 2014

Margarita Torres Sevilla evidenció en la conferencia de esta tarde, que su teoría sobre el Santo Grial de San Isidoro, carece de una base sólida.





Esta tarde se ha celebrado desde las 20:00 horas, en el Salón Pendón de Baeza de San Isidoro, una conferencia impartida por Margarita Torres Sevilla, en la que la doctora universitaria ha abordado todo lo relativo a la reciente investigación sobre el supuesto Santo Grial o Copa de la Última Cena, que según su hipótesis, forma parte del caliz de doña Urraca.

La conferencia despertó una gran expectación y en un salón abarrotado, Margarita Torres tomó la palabra cuando apenas pasaban cinco minutos del horario previsto, antes de comenzar a exhibir imágenes de los informativos internacionales que se han hecho eco, de ese supuesto Santo Grial. Tras ello, ante un público entusiasta y mayoritariamente entregado de antemano, Torres Sevilla leyó los resultados del trabajo de Gustavo Turienzo y aprovechó la ocasión para hacer alguna broma sobre los comentarios que le habían llegado últimamente, e incluso, sobre Indiana Jones. Pero desde el principio de la conferencia y hasta el final, se echó en falta que mencionara al recién fallecido Antonio Viñayo, pues fue éste, quién ya hace años, le empezó a dar vueltas al cáliz de doña Urraca.




En fin, la exposición avanzó sin grandes novedades hasta que llegó a uno de los puntos débiles de la investigación. Así es, la doctora dio a entender que el Santo Grial se veneró desde el siglo IV en el Santo Sepulcro de Jerusalén y que éste era de ónice, es decir, como el ejemplar que llego a León en tiempos de don Fernando I. Para probar su argumento, la profesora universitaria recurrió al anónimo peregrino de Piacenza, que en el año 570, dejó constancia de que la copa con la que Cristo bendijo la Cena, era de onys. Margarita Torres mostró entonces una imagen donde figuraba este testimonio de finales del siglo VI, sin embargo, no mostró más imágenes de otros textos, bajo el pretexto, de no aburrir a los asistentes.

Pero no era el aburrimiento del público lo que le preocupaba a la medievalista Torres Sevilla, sino las propias fuentes, pues tal y como se publicó hace días en LA CEPEDA Noticias, estas resultan contradictorias con su línea argumental, y en consecuencia, echan por tierra la trayectoria religiosa de la copa de ónice durante el primer milenio. En efecto, esto puede apreciarse en el estudio Los Reyes del Grial, que ya han dado a conocer los doctores Margarita Torres Sevilla y José Miguel Ortega del Río:

Página 79. Esta galería contiene la lanza, la esponja y la Copa de Cristo cubierta de oro. Año 625 d. c./Guía armenia.
Página 82. Esta es una copa de plata, que tiene una capacidad de un sextario, y está diseñada con un asa a cada lado. Año 683 d. c./Adomnan.
Página 85. Este cáliz de plata tiene dos asas en un lado y el otro, y tiene un cuarto francés. Una diferencia de diez años/Beda el Venerable.

Si tenemos en cuenta que estas copas se veneraban en el Santo Sepulcro, es bien evidente, que no se podrá argumentar que el caliz considerado como Santo Grial, Copa de Cristo o Copa de la Última Cena, era de ónice.

Y en el caso de que se argumentase, el comienzo documentado de su trayectoria desde mediados del siglo XI, impide sostener su identificación como Santo Grial. Pero además, en aquella época en la que se data el de S. Isidoro, se debieron de fabricar por cientos y miles. Y por eso, proponer que justamente el de San Isidoro es la Copa de la Última Cena, resulta poco serio, nada probable y desde un punto de vista científico, insostenible.


HAGA CLICK PARA LEER LOS ARGUMENTOS OFRECIDOS HACE DÍAS POR LA CEPEDA NOTICIAS, PARA RECHAZAR LA IDENTIFICACIÓN DE LA COPA DE SAN ISIDORO, CON EL SANTO GRIAL


Sueros de Cepeda. La representación legal de los abuelos maternos de Julio, solicitará hoy la detención inmediata de la tía paterna del menor.



Julio ha logrado normalizar su vida en Sueros de Cepeda y le quedan sólo dos meses para finalizar el curso. En la iglesia del pueblo, el pequeño ejerce a menudo como monaguillo.


Este pasado domingo se frustró en Sueros de Cepeda, el cambio de tutela legal que debía ejecutarse para dar cumplimiento a una sentencia dictada por la Audiencia de Santander hace ya varios meses. Al verse obligado a abandonar el hogar familiar en el que ha vivido durante los últimos 5 años, y en el que afortunadamente ha logrado normalizar su vida, el niño padeció un ataque de ansiedad que movilizó a varios trabajadores relacionados con la Sanidad, que finalmente, decidieron trasladarlo al Hospital de León. Así es, al saber que tenía que abandonar la casa para ir a vivir con los padres de la madre que lo abandonó a los cinco años de edad y que más tarde, participó en la muerte de su padre, el pequeño echó a llorar y no logró recuperarse hasta que lograron estabilizarlo en el Hospital de León. Afortunadamente, el niño pudo regresar a su casa ese mismo día.

Como consecuenca de ello, la abogada de los abuelos maternos Charo Llamera, dio a conocer que abriría diligencias penales por una sorprendente "desobediencia grave a la autoridad judicial", después de que centenares de cepedanos, la Guardia Civil y los equipos médicos asistieran horrorizados a semejante espectáculo, y de que el niño, que se llevó la peor parte, sufriera el ataque de ansiedad que impidió ejecutar el cambio de tutela. Pero la representación legal de los abuelos maternos no parece estar conforme todavía y también ha dado a conocer, que ante la imposibilidad de realizar la entrega del menor y ante la negativa de la tía materna de cumplir con el mandato judicial, solicitará, nada menos que la detención inmediata de la tía paterna del menor en el Juzgado de Primera Instancia de Reinosa. Según algunas informaciones, ésta, podría encontrarse actualmente hospitalizada.




Por último, deberá señalarse que el alcalde de Villamejil Luis Alfonso Álvarez Peláez, ha remitido un escrito para que medien con urgencia, todas las instituciones públicas implicadas en la defensa de los dercehos de los menores entre las que se encuentran la junta de Castilla y León, o el Defensor del Menor. El alcalde de Villamejil, al que pertenece Sueros, ha calificado la sentencia de la Audiencia de Santander como contradictoria y ha recordado como a pesar de todo lo que ha pasado el pequeño, el niño ha logrado normalizar su vida. El regidor, con gran sentido común se ha preguntado: ¿por qué estropearlo todo?.


lunes, 14 de abril de 2014

La Cepeda asistió horrorizada a un cambio de tutela que llevó a Julio al Hospital de León.





El crimen de Mataporquera que acabó con la vida del cepedano Valentín Fernández hace algo más de 5 años, dio lugar a que su hijo Julio terminase bajo la tutela de una hermana suya, al haber sido condenada y encarcelada  la madre por estar relacionada con este suceso. Desde entonces, el menor ha vivido en Sueros de Cepeda y poco a poco, ha ido reponiéndose del abandono materno y de la posterior muerte de su padre, según reconoció el portavoz de los vecinos Juan Pedro Cabezas.

Sin embargo, el pasado mes de julio de 2013, una sentencia de la Audiencia de Santander daba un nuevo giro a la vida del pequeño, pues ésta ocasiona, que en adelante, el menor de 10 años tenga que ser custodiado por sus abuelos maternos.

Ayer debía de ejecutarse definitivamente la sentencia judicial y por tal motivo, unos 400 cepedanos se concentraron pacificamente frente a la vivienda del niño para apoyar al menor. Junto a la casa de Sueros en la que vive, asistían horrorizados al que iba a ser el cambio de custodia y por eso, al oir los llantos del niño desde el interior de la vivienda, estos, produjeron todavía más preocupación.

El pequeño empezó a sufrir entonces un ataque de ansiedad que movilizó a los equipos médicos pertinentes y acabó con Julio en el Hospital de León. A la tarde, el niño pudo regresar a Sueros de Cepeda.

Así, el pequeño Julio regresó al domicilio en el que vive desde hace 5 años y el cambio de tutela legal no pudo llevarse a cabo, pero la abogada de los abuelos maternos -Charo Llamera-, ha anunciado que solicitará que se abran diligencias previas contra la tía paterna del menor "por desobediencia grave a la autoridad judicial".