miércoles, 20 de agosto de 2014

Lucidez y ofuscación. Una reflexión íntima de Ricardo Herreras Santamarta.











LUCIDEZ Vs OFUSCACIÓN


Hay dos tipos de turbación: la provocada por el paso de la oscuridad a la luz (lucidez) y la producida por el paso de la luz a la oscuridad (ofuscación). Platón, en su célebre y hermoso “mito de la caverna” ya habló de ello, dejando claro que el primer caso supone abandonar el mundo de los espejismos para acceder la verdad de las cosas (“la verdad”, no “mí verdad” como defienden postmodernos: nada de “hacerse trampas jugando al solitario”). 

            Paradójicamente, la lucidez tiene algo de cegador (incluso de “malditismo”: ¿no era Lucifer definido como el “ángel de la luz”?) y no suele protegernos de la realidad. Saber por qué estamos tristes nos hace menos idiotas, es cierto, pero no menos tristes. Es por eso que los grandes pensadores, literatos, etc., hayan estado siempre inmersos en un fondo de amargura y desencanto. En este sentido, la lucidez pudiera parecer algo así como una inteligencia inútil. Además, es seguro que los seres humanos se sienten muy poco preparados para la verdad, al ser ésta casi siempre cruel, dolorosa o… ¡incluso lógica!

            Pero a pesar de estas “contraindicaciones”, el amor profesado al conocimiento (que equivale a beber agua salada: cuanta más bebes, más sed tienes; cuanto más conoces, más quieres conocer) es uno de los más hermosos (por desinteresado) que existen y merece la pena profesarlo, como hace el auténtico filósofo (el cual ama ya en principio para “saber por saber”) y no el sofista impostor.

            Bien pensado, vivimos una única vez (¿reencarnación? Lo dudo…). Somos huéspedes circunstanciales de la tierra, viajeros de paso (¿camino de las estrellas? ¡Quién sabe!) y, aparte de intentar extraer las cosas buenas de la vida, compartir nuestra felicidad interior (de estar, está ahí dentro, no fuera) con los demás, no dejarse ganar por el mal y, en la medida de lo posible, evitar el dolor, conviene también no cerrar los ojos a la realidad, hacernos preguntas, cuestionarnos cosas… para saber de qué va todo esto, poder explicar y entender el mundo en el que vivimos. En definitiva, para no ser meros autómatas que estemos aquí por haber de todo.

            Alguien escribió una vez “Menos sabes, mejor duermes”. Puede ser (cada cual es libre de elegir su opción vital). Pero me resulta una máxima insuficiente e insatisfactoria. Quizás porque, como escribió Baroja en “El árbol de la ciencia” (excelente obra, por cierto), “A más conocer, corresponde menos desear”. O dicho de otra forma, se trata de conocer más para desear solo aquello que realmente merezca la pena. ¡Apuesto por ello! ¿Y ustedes?

                                                          
                                                                       RICARDO HERRERAS SANTAMARTA



martes, 19 de agosto de 2014

Las de Caín culminaron con éxito su expedición por la ruta de Valdorría en la Cordillera Cantábrica.






El grupo montañero del Instituto Cepedano de Cultura Las de Caín, ha terminado con éxito su expedición montañera por la ruta de Valdorría durante estos pasados días.

Fundado antes de concluir el pasado siglo XX, el intrépido grupo se dio a conocer cuando se estrenó desafiando al entorno mágico de Peña Infierna que se encuentra en la popular ruta del Górgora. Después, año tras año ha venido realizando expediciones y nuevamente ha vuelto a culminar otro desafío más, en este caso, en la montaña central de nuestra provincia.




Las fotos enviadas a LA CEPEDA Noticias por el ICECU en la nota de prensa, muestran a los miembros del grupo que se enfrentaron a la última aventura finalizada con éxito entre Valdorría y Correcillas.


 

lunes, 18 de agosto de 2014

El centro de Astorga arde ante la pasividad de la tercermundista junta de Castilla y León, la Diputación y los bomberos de la capital leonesa.




Varios ciudadanos de Astorga se la jugaban sin medios profesionales por el andamiaje del Teatro Gullón para hacer frente al incendio. Ayer se pudo comprobar mejor que nunca, que la junta de Castilla y León -la máxima responsable- es una administración tercermundista y que no se encuentra capacitada para gobernar nuestra geografía.
  
Este pasado domingo hacia las 20:15 horas ha comenzado un incendio en una edificación céntrica de Astorga, que según todas las hipótesis, ha tenido por foco inicial la planta baja del inmueble.

 


La pasividad de la junta de Castilla y León aterroriza a los habitantes del centro de la provincia mientras comienzan a mentalizarse de que los desenlaces trágicos llegarán en cualquier momento. Los núcleos urbanos y el entorno rural llevan muchos años pidiendo explicaciones y exigiendo unos medios adecuados.

Situada en pleno centro de la ciudad, las llamas ofrecieron un terrible espectáculo ante el que la incertidumbre se hizo más desconcertante que nunca, pues los bomberos de León se negaron a acudir desde la capital pese a que la alcaldesa Victorina Alonso se mostró muy insistente y les advirtió, que peligraba la vida de todos los ciudadanos que viven en la Plaza Mayor de Astorga.



Peyuca supo estar ayer en su sitio para ayudar a la ciudad, pero los populares  debieron creer que el incendio no les afectaba y que no merecía estropear una tarde veraniega tan agradable ¿les dará hoy por pedir explicaciones a los compañeros de su partido en la junta y Diputación, o les parecerá una tarea innecesaria?

Pero la negativa de los bomberos de León no debe interpretarse a modo individual sino desde la perspectiva de la desordenada gestión que se lleva a cabo desde la Diputación de León y el engendro autonómico denominado Castilla y león. Así, tras poner en peligro las vidas humanas de numerosos astorganos, los tira y afloja entre las administraciones gobernadas por el Partido Popular han vuelto a poner de manifiesto la precariedad extrema de todas las poblaciones de la zona central de la provincia en materia de incendios, incluida la misma ciudad Astorga.



Como Pablo Peyuca, Victorina también supo estar en su sitio y lo dio todo para combatir las llamas y la precariedad extrema a la que junta y Diputación de León someten a Astorga en materia de incendios.

Y por eso, tuvieron que ser 8 ciudadanos y algunos miembros de la Policía Municipal y Local los que se enfrentaran a las llamas, pues esta parte de la provincia -a pesar de llevar reclamándose muchos años- no cuenta con un parque o un centro comarcal de bomberos y además, las administraciones gobernadas por los populares -Diputación y junta de C. y L.- no asisten con las seguridades más elementales a nuestra zona.

En fin, son ya muchos años los que se lleva poniendo en peligro numerosas poblaciones de la provincia y La Cepeda, La Bañeza o Astorga no son una excepción, por eso, ayer no llamaba la atención el no ver a los concejales y miembros del PP adoptar una actitud activa frente a las llamas. A lo mejor pensaban... esto que lo arreglen Victorina y Peyuca.



jueves, 14 de agosto de 2014

Érika Villaécija terminó en séptima posición demostrando que se encuentra mejor que nunca en aguas abiertas.





La nadadora Érika Villaécija se mostró contenta y satisfecha de su rendimiento a la conclusión de la prueba de los 10 km aguas abiertas, en el presente Campeonato de Europa que se está celebrando en Berlín.

Así, la de Cogorderos controló su situación en la prueba en todo momento y pudo ir negociando las posiciones para finalmente llegar a los momentos decisivos en el grupo de cabeza. Si tenemos en cuenta el gran nivel de las rivales y el elevado ritmo que se tomó desde el principio -contrario a la estrategia ideal para Érika-, la actuación de la nadadora deberá interpretarse como destacada, pues además, nadó dos minutos por debajo de su propia marca personal.

La victoria finalmente fue para la holandesa Sharon Van R. con 1:56:06, que tras ir muy atenta en el grupo de cabeza supo rematar la faena con éxito relegando a la húngara Eva Risztov a la segunda posición y a la italiana Aurora Ponsele a la tercera. Érika llegó a seis segundos del bronce pero con la sensación de haber disputado la prueba en todo momento a pesar del ritmo impuesto desde el inicio. Sin duda, ayer reapareció en la alta competición una Érika que ha evolucionado a mejor en las aguas abiertas y ello podría hacerle ver con ilusión los futuros Juegos de Rio 2016.
 

miércoles, 13 de agosto de 2014

Érika Villaécija intentará hacer un buen papel en los 10 km aguas abiertas del Europeo de Berlín.



Érika Villaécija ha vuelto a Berlín y se ha alojado en el mismo hotel que la acogió hace 12 años, cuando consiguió su primer metal internacional.


La nadadora catalanocepedana Érika Villaécija intentará esta mañana hacer un buen papel en la prueba de los 10 km de aguas abiertas del Europeo de Berlín, en la que se enfrentará a rivales de primer nivel como Martine Grimaldi o Ángela Maurer sólo por citar algunos ejemplos.

La deportista, que viene de pasar un desastroso 2013 debido a problemas físicos y comenzó la temporada lesionada, se casó el pasado mes de mayo pero ha vuelto a la competición con ganas, pues recientemente ha tenido una participación destacada en los últimos nacionales consiguiendo 6 puestos de podio.

Pero la competición internacional -en la que suma 16 metales- es mucho más exigente, y hacerse con una medalla en la prueba de los 10 km de aguas abiertas no va a ser nada fácil. No obstante, la nadadora descendiente de Cogorderos ha acudido a Berlín con una gran ilusión y se lanzará con decisión a las aguas del emblemático Regattastrcke Grunau, pues es sabedora de que si la carrera transcurre a un ritmo lento, tendrá opciones de firmar una gran participapción.