jueves, 27 de febrero de 2014

La sangre de Wendy. Samuel Gutiérrez presentará la película el día 7 de marzo, en el Albéitar. Una parte del largometraje se grabó en la localidad omañesa de Riello.



El director Samuel Gutiérrez argumenta que La sangre de Wendy imita a las películas de serie B, mezcla de terror con sangre, fantasía, un poco de lo que hace Tarantino, pero a la española. Un bloque de producción fue grabado en el Hotel Pandorado de Riello.


Todo esta a punto para que la próxima semana se preestrene en el Albéitar el largometraje leonés La sangre de Wendy, una película que ha sido grabada en la localidad de Borox -Toledo- y bien cerca de Valdesamario, en Riello.

El director de la cinta es Samuel Gutiérrez, quién atesora una gran experiencia en los medios audiovisuales ya que ha desarrollado diferentes labores en publicidad y televisión aunque prefiere el mundo del cine, y de hecho en él, ha transitado por todos los puestos del escalafón hasta llegar a ser el primero de dirección. Sin embargo, cuando llegó la crisis a la industria cinematográfica española tuvo que replantearse su futuro y se trasladó definitivamente a León, desde donde ha elaborado este nuevo proyecto con el que dará otro salto de calidad en su trayectoria profesional.

Por lo tanto, el preestreno de La sangre de Wendy ofrecerá una buena ocasión para que el viernes 7 de marzo, algunos espectadores acudan al Albeitar a degustar la primicia de este largometraje en el que aparecen actores como Javier Pereira y Silvia Vacas. Con posterioridad, la cinta comenzará a viajar por otras ciudades españolas como Madrid, Sevilla, Vigo, San Sebastián o Barcelona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario