martes, 2 de junio de 2015

La junta de Castilla y León "se lanza" sobre los parados amenazándolos con sanciones a través de empresas privadas a las que facilita sus datos personales.






Estimado lector, ¿conoce usted de cerca algún caso de abuso por parte de la administración sobre personas que cobran o han estado cobrando alguna prestación durante los últimos años?. Si es de las pocas personas en España que no tiene un familiar, amigo o conocido en una delicada situación y todavía no le han contado una historia difícil de creer, ahora va a poder leer otra. Así es, este lunes la daba a conocer el digital ileon y hoy LA CEPEDA Noticias la vuelve a reproducir de ese medio sin salir todavía, un día después, del asombro.


                                                         LEER PARA CREER.

Hacia un servicio público de empleo... un poco menos público. Ese es el paso que acaba de dar hace escasos meses la Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, que aún dirige Tomás Villanueva, gastándose 3,3 millones de euros en toda la Comunidad autónoma para subcontratar a empresas privadas buena parte de las labores que venían realizando los funcionarios del servicio público de Empleo Castilla y León (ECyL, antiguo Inem).
 
En concreto, la provincia de León formó parte del Lote 1 junto con Zamora y Salamanca, y el concurso público convocato recayó en la Fundación Sócrates. Esta empresa, con sede en Chiclana de la Frontera (Cádiz) se encarga desde la fecha de adjudicación, el pasado mes de marzo, de la realización de labores de "atención, orientación, formación e inserción laboral" a los colectivos en paro. Por idéntico importe de 1,1 millones, también la andaluza Fundación Sócrates realizará estos trabajos que hasta ahora desarrollaba el ECyL en las provincias del Lote 3 (Burgos, Soria y Segovia). Tan sólo el Lote 2 (Valladolid, Palencia y Ávila) recayó por idéntica cuantía en una empresa con sede en Valladolid, en concreto la firma Ibecom 2003.


Amenaza de sanciones a los desempleados




Los parados de toda la Comunidad, según ha podido comprobar iLeon.com en casos de la provincia leonesa, han ido recibiendo en las últimas semanas cartas oficiales del Ecyl en la que les advierten de que a partir de ahora estas empresas subcontratadas (que denominan eufemísticamente "agencias de colocación colaboradoras") antes mencionadas se pondrán en contacto con ellos para realizar servicios de inserción laboral.

En concreto, la carta advierte a los sorprendidos parados que estas firmas se encargarán de las labores "de intermediación, como orientación, formación, ayuda en la búsqueda de empleo, captación de ofertas de trabajo, promoción de candidatos u otras necesarias para alcanzar el objetivo de la inserción laboral, siempre de forma gratuita para usted". Los desempleados, que no comprenden nada, están acudiendo en masa a informarse a las oficinas del Ecyl considerablemente alarmados, especialmente por la advertencia que la carta contiene de que "puede ser sancionado" si no se comparece a la citación.
 
Para más inri, amén de tomarse este escrito como si pudiera ser una estafa, los desempleados no comprenden en base a qué la administración autonómica ha facilitado a estas compañías privadas sus datos personales, incluyendo el teléfono móvil, al cual en algunos casos estas empresas 'subcontratadas' están llamando para realizar las citaciones.
 
Lo que no saben es que, para rizar el rizo, ni siquiera las firmas adjudicatarias Sócrates e Ibecom realizan finalmente la labor contratada por la Junta, sino que a su vez las han subcontratado a lo que denominan "entidades colaboradoras": en el caso concreto de León la compañía Logos; y en el Bierzo, Asprona y la Academia del Transportista.



No hay comentarios:

Publicar un comentario