jueves, 16 de julio de 2015

El incendio de Quintana del Castillo se le va de las manos a la junta, pero el contingente continúa siendo insuficiente a pesar de haber quemado ya 2.000 hectáreas.



 El presidente Herrera y el consejero Suárez Quiñones siguen sin dar explicaciones.


Parece mentira, pero después de varios días de incendio y de las duras críticas recibidas desde diferentes ámbitos como el municipal, el de los trabajadores o el de la angustiada población que está padeciendo su nefasta gestión, la junta de Castilla y León sigue sin hacerse con suficientes medios para sofocar un incendio que ya se le ha ido de las manos. En efecto, tras 4 días de devastación, el contingente contnúa siendo insuficiente y los efectivos que están trabajando no pueden parar el avance de las llamas.

Así, a lo largo de la mañana está previsto que nuevos efectivos, principalmente aéreos, se vayan desplazando hacia La Cepeda para combatir el fuego. Sin embargo, esto se hará sin urgencia y como se ha dicho, a lo largo de toda la mañana.

La noche ha sido dantesca y el fuego visitó las inmediaciones de San Feliz, sumándose así a las poblaciones de Palaciosmil, Quintana del Castillo y Villarmeriel, que con anterioridad habían sentido de cerca el peligro de las llamas. Por el momento, la esperpéntica gestión del incendio por parte de la junta de Castilla y León, ya ha povocado que se hayan arrasado unas 2.000 hectáreas de masa forestal de alto valor ecológico mientras el incendio continúa en nivel 2. En estas primeras horas preocupa el frente norte, porque de expandirse por esta zona, las pendientes de la sierra impedirían sofocar las llamas.

En definitiva, si no llegan medios suficientes en un prudente espacio de tiempo, según las previsiones, el fuego alcanzará también la comarca de la Omaña. Pero por el momento, aunque parezca increíble, la junta de Castilla y León continúa sin dar explicaciones.

En fin, una pregunta y no es broma... ¿se imaginan ustedes que llegará dentro de unas semanas una oferta por la madera como sucedió en Castocontrigo?



No hay comentarios:

Publicar un comentario