sábado, 18 de julio de 2015

El puesto de Pozofierro sin vigilancia y un tercio de los trabajadores de vacaciones por los recortes presupuestarios de Castilla y León. IU pide explicaciones.



Los cepedanos acudieron ayer impotentes a una concentración, en la


Sin duda, otro de los factores que han influido para que el fuego haya campado a sus anchas durante estos días, ha sido la ausencia de vigilancia en puestos como el de Pozofierro. Por ello, cuando se ha conocido esta información y que la junta de Castilla y León había retirado el retén al poco de dar por extinguido el incendio que luego se reactivó, los vecinos de la zona, con toda razón, se han indignado hasta límites insospechados.

La sensación de descontrol y abandono se hizo preocupante en algunos pueblos cepedanos cuando las llamas empezaron a acercarse amenazándolos. En verdad, hoy, la cadena de televisión autonómica ha emitido el testimonio de algún vecino de Palaciosmil que fue víctima de este peligroso abandono.

Pero por desgracia, la despreocupación de la vigilancia en la zona no ha sido casual sino fruto de los recortes presupuestarios de la junta de Castilla y León. En fin, la Nueva Crónica se hacía hoy eco de la denuncia de Izquierda Unida y ha publicado que "Un tercio de las trabajadoras y los trabajadores de los puestos de vigilancia contra incendios estaban de vacaciones durante el incendio de Quintana del Castillo por los recortes presupuestarios de la Junta de CyL", señala Izquierda Unida en un comunicado de prensa, en el que denuncia que "los puestos de vigilancia que habrían podido evitar que las llamas de este incendio se avivasen y expandiesen estaban vacíos y por esta causa ha ocurrido el desastre que hemos vivido estos días".

Así, Izquierda Unida se suma también a la que empieza a ser una larga lista de errores y negligencias de la junta de Castilla y León desde que comenzara el incendio el pasado lunes. La formación ha explicado como hasta 2013, por exigencias del servicio, "todos los puestos estaban cubiertos y se tomaban los días libres (vacaciones y moscosos) a posteriori". Desde Izquierda Unida señalan que Antonio Silván, en su etapa como Consejero de Fomento y Medio Ambiente, "inició los recortes presupuestarios en el operativo de incendios; se pasó a dar vacaciones en los momentos más peligrosos con el consiguiente riesgo. Esta situación ha provocado que los incendios más graves de los últimos días se hayan reavivado".

La información publicada hoy por la Nueva Crónica no tiene despercio y concluye: Desde Izquierda Unida de León tachan este hecho como "negligencia gravísima por parte de la Junta". "Nuestro patrimonio natural se destruye, y se pone en peligro la vida de personas por anteponer los recortes al sentido común más básico, con resultados catastróficos".




No hay comentarios:

Publicar un comentario