lunes, 6 de julio de 2015

El referéndum de Grecia sirvió para reforzar a Alexis Tsipras y rechazar las políticas chantajistas de Europa.





Este pasado domingo se ha celebrado el esperado referéndum en el que los griegos decidían si iban a sucumbir a los chantajes de la Troika y el Eurogrupo, o por el contrario, si era necesario, estaban dispuestos a emprender un camino en solitario alejados de los poderes europeos que han acabado jugando un papel destacado en la ruina económica del país.

La victoria del NO por una amplia mayoría, el 61%, resolvió definitivamente el dilema y Alexis Tsipras salió reforzado para exigir a la Torika y el Eurogrupo un cambio de actitud inmediato. Tras la aplastante victoria, los ciudadanos griegos se echaron a las calles para celebrarlo y se concentraron en las céntricas plazas Syntagma y Klathmonos.

Después de la jornada de referéndum, Alexis Tsipras se pondrá a trabajar hoy, e intentará reiniciar las negociaciones con la mente puesta en una prioriridad, la apertura de los bancos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario