sábado, 8 de agosto de 2015

El obispo de Astorga Camilo Lorenzo Iglesias renunció ayer a su cargo después de dos décadas.




Camilo Lorenzo Iglesias.

Camilo Lorenzo Iglesias dejó ayer de ser obispo de Astorga. Efectivamente, este pasado viernes Camilo Lorenzo ha presentado su renuncia al cargo después de haber estado 20 años al frente de la diócesis asturicense.

La decisión viene tras haber cumplido 75 años de edad y después de dos décadas como obispo de Astorga, en las cuales se ha visto eclipsado en todo momento por su brillante predecesor Antonio Briva Miravent (1967-1994).


Antonio Briva Miravent.

La vida eclesiástica de Camilo Lorenzo comenzó en 1966, cuando fue ordenado sacerdote. Más tarde, en el año 1995 llegó a la sede espicopal asturicense tras haber sido nombrado por Juan Pablo II. Sin embargo, ayer dejaba la silla episcopal y sólo podrá ser recordado por una trayectoria mediocre al frente de una diócesis, que poco a poco ha estado conduciendo hacia el pasado después de que el catalán Briva Miravent la rescatase de las sombras. En fin, bien sabía don Antonio Briva lo difícil que era romper con las formas caducas y no sin razón en sus aposentos decía aquello de: Fulano, estamos entre lobos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario