jueves, 1 de octubre de 2015

La diócesis de Astorga está de suerte. Un nuevo sacerdote se ordenará el próximo 4 de octubre después de siete años de sequía.






La diócesis de Astorga está de suerte. A pesar que desde junio de 2008 no se había incorporado ningún sacerdote al presbiterio diocesano, este próximo domingo, el bañezano Carlos Hernández será ordenado sacerdote.

La ceremonia tendrá lugar a las 18 horas en la catedral de Astorga y será presidida por Camilo Lorenzo, quien previsiblemente, en breve, dejará paso libre a su sucesor.

Con motivo de la nueva ordenación, Enrique Martínez Prieto -rector del seminario mayor- ha invitado a participar a los diocesanos en la ordenación y también, en una vigilia de oración que tendrá lugar el 3 de octubre a partir de las 20 horas, en la capilla del seminario asturicense.



No hay comentarios:

Publicar un comentario