martes, 6 de octubre de 2015

La policía es incapaz de detener al ladrón de farmacias que este pasado domingo, rizó el rizo.



Imagen tomada del Diario de León.

Los farmacéuticos leoneses se encuentran atemorizados y casi en estado de shock, ante la naturalidad y el desparpajo con que se mueve y les roba un ladrón de farmacias que se pasea por la ciudad, y ya ha atracado 8 farmacias según las estimaciones del Colegio de Farmacéuticos.

Su actividad comenzó hace más de dos semanas en un establecimiento de la calle Padre Isla y a pesar de que repite su modus operandi la policía leonesa no ha sido capaz de detenerlo. A pleno día, entre las 14:00 y las 17:00 horas, con pistola y cubierto con pasamontañas, el atracador suele apropiarse de unos botines variables que se oscilan entre 200 y 300 euros. Pero este domingo, después de más de dos semanas de actividad y de que su último golpe farmacéutico no lo dejara satisfecho, tras salir del establecimiento, el mencionado atracador rizo el rizo por las calles leonesas y se llevó de un estanco próximo la friolera de 1.500 euros.

Por el momento, el atracador sigue campando a sus anchas, y Mari Luz Arias, una de las propietarias atracadas ya ha mostrado su insatisfacción ante el desalentador consejo policial. En efecto, según recoge hoy el Diario de León María Luz se niega a despachar a los clientes detrás de la reja. «La policía nos ha dicho que cuando estemos de guardia dispensemos los medicamentos detrás de la reja, pero yo les digo que no quiero, el que tiene que estar detrás de las rejas es el delincuente, no yo».



No hay comentarios:

Publicar un comentario