lunes, 7 de diciembre de 2015

Carrizo volvió a decir NO a los PANTANOS. Cerca de 1.000 personas se manifestaron contra el proyecto de CHD en la localidad.






Este pasado sábado ha tenido lugar una numerosa manifestación en la localidad de Carrizo de la Ribera para insistir nuevamente en el rechazo hacia el temible proyecto de la Conferencia Hidrográfica del Duero, que de llevarse a cabo, podría acabar arruinando a la zona. Todo indica, que el cultivo de lúpulo se verá seriamente afectado.

Conscientes de ello, niños, jóvenes, personas de mediana edad y mayores, se manifestaron en bloque en una protesta multitudinaria que no tiene precedentes en la localidad. Cerca de mil personas abarrotaron las calles y exhibieron un pueblo tomado por incontables pancartas que mostraban mensajes de rechazo hacia este obscuro proyecto que se está intentando imponer a hurtadillas y sin contar con la opinión de las administraciones locales. Se trata de un abuso de poder en toda regla, al que los habitantes de la Ribera del Órbigo llevan presentando batalla desde hace meses.

La manifestación para rechazar los pantanos de La Rial y Los Morales transcurrió sin incidentes entre la Casa de Cultura y la Plaza Mayor, siendo encabezada por el alcalde de la localidad y varios homólogos de los municipios cercanos. Con ellos, diferentes colectivos prestaron su apoyo para rechazar este maquiavélico proyecto que podría acabar arruinando económicamente a la zona.



Al final de la marcha, los manifestantes se concentraron en la plaza Mayor, lugar, en donde diversos colectivos leyeron sus comunicados. Ante el poder destructivo de los pantanos y lo innecesario del monstruoso proyecto, el comunicado más explícito fue el del representante de la Asociación Rural Cepeda-Órbigo ARCÓ, quien negó que los embalses en proyecto sirvan para mantener el regadío y aseguró que son infraestructuras para llevarse el agua cuando falte a Valladolid y otros lugares. Ecologistas en Acción y otras organizaciones también comunicaron sus mensajes y apostaron por una nueva cultura del agua en la que prevalezca el respeto a la biodiversidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario