martes, 5 de enero de 2016

El Atlético Astorga comenzó el 2016 con una victoria ante el líder. Todavía queda media temporada para intentar salvarse.



En una rápida contra, en la recta final del encuentro, Bandera lanzó un balón fuera de la portería que pudo haberse convertido en el 0-2.

Este pasado domingo se ha celebrado la decimonovena jornada del grupo I de la Segunda División B, en la que el equipo asturicense acudía al estadio del líder situado en la última posición de la tabla. Pero el Astorga no se achicó, jugó un partido serio y ante los 1.500 espectadores que se dieron cita en el campo A Malata, los verdes cumplieron y dieron la sorpresa ante un Ferrol que se las prometía muy felices antes del encuentro.

El choque fue dirigido por el colegiado madrileño Jerónimo Montes en una tarde desapacible que decidió prolongar durante seis minutos, aunque no sirvieron para modificar el 0-1 con el que finalizó el tiempo reglamentario. Al final, el tempranero gol de Pino acabó siendo decisivo, de oro.

El partido comenzó con un Atlético Astorga concentrado y motivado que supo hacer un gol a los diez minutos y pelear con seriedad ante un Racing de Ferrol que no aparentaba ser el líder destacado de la tabla. Los gallegos no jugaron bien, no acertaron a meter el balón, y finalmente el Astorga defendió su diana para rentabilizarla y conseguir los tres puntos que le permiten abandonar la última posición y colocarse a 4 puntos de la salvación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario