domingo, 14 de febrero de 2016

El Atlético Astorga durmió esta noche fuera de los puestos de descenso. Los de Paulino asoman la cabeza.






Poco más se le puede pedir al Astorga después de que ayer venciese a domicilio a la Peña Sport de Tafalla y asomara la cabeza en la clasificación, permitiéndose, incluso, dormir fuera de los puestos de descenso.

A la llegada de las pasadas navidades nadie apostaba ya por los verdes, y quien más quien menos, veía al Atlético Astorga jugando al futbol en la Tercera División. Sin embargo, las tornas cambiaron radicalmente y a aquella primera y sorprendente victoria ante el Ferrol, le siguieron otras que hicieron percibir cierta mejora y unas esperanzas, que ayer, se confirmaron.

Los astorganos parecían dispuestos en el 2016 a dejar atras los puestos de descenso y este sábado, en un campo embarrado, dieron una muestra de lo que hay que hacer si un equipo quire salvar la categoría. El equipo de Paulino Martínez comenzó marcando y al poco de iniciarse la segunda parte consiguió un segundo gol con el que algunos creyeron que el partido había quedado completamente encarrilado. Pero se equivocaron porque lo mejor aún estaba por llegar y los de Tafalla les enchufaron dos goles sin ningún tipo de contemplación. Y lo que es peor, los jugadores de la Peña Sport tuvieron entonces una clara oportunidad para adelantarse en el marcador.

Pero el Atlético Astorga no perdió la cabeza y supo reaccionar a tiempo consciente de todo lo que se estaba jugando ante un rival directo. Dicho y hecho, si en los minutos 60 y 64 los de Tafalla habían puesto contra las cuerdas a los astorganos, en los minutos 73 y 77 estos les pagaron con la misma moneda, dejando entonces sentenciado el partido con gol incluido del capitán Bandera, que suma y sigue.

Así, el frenético encuentro pitado por Alvaro Mateos empezó a vivir sus últimos minutos, pero ya no registró ninguna novedad de interés. El tiempo de juego se consumió y el Astorga finalmente se llevó tres puntos que le han permitido esta noche por primera vez, desde septiembre -y ya ha llovido-, dormir fuera de los puestos de descenso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario