lunes, 1 de febrero de 2016

El Atlético Astorga perdió contra la Arandina y la próxima semana recibirá al Logroñés.






Estaba por ver como evolucionaría ayer el Atlético Astorga después de su última victoria en liga y de las recientes incorporaciones al equipo. Así, el equipo de Paulino Martínez tenía frente a sí el reto de sacar algo positivo de tierras burgalesas, y de confirmar, que el arreón de las últimas jornadas no había sido una casualidad.

Con una moral que venía recuperándose poco a poco y con el estímulo de acercarse a los puestos que permiten mantener la categoría, el Astorga se enfrentó este pasado domingo a una Arandina que no acababa de mostrarse segura en su campo de El Montecillo, y del que por tanto, era posible sacar algún punto que lo acercara a los puestos de salvación.

Pero el desarrollo del encuentro de la jornada 23 de liga entre el Atlético Astorga y la Arandina, acabó con cualquier esperanza y el Astorga encajó dos goles que pudieron haber sido más. Fue una tarde desalentadora, los jugadores de Paulino no hicieron un buen partido y para colmo, los verdes descendieron a la penúltima posición después de que la Peña Sport hiciera bien sus deberes.

Así las cosas, el Astorga se queda ahora a 5 puntos del Cacereño y tendrá que afrontar la próxima semana un complicadísimo encuentro en La Eragudina frente al Logroñés - uno de los gallos de la tabla-, ya que éste vendrá a hacerse con el liderato.



No hay comentarios:

Publicar un comentario