martes, 16 de febrero de 2016

Porqueros padece las inundaciones a la sombra de embalse vacío de Villagatón. Ninguna administración ofrece ayuda ni da explicaciones a los habitantes del lugar.




Las administraciones se han olvidado de los vecinos de Porqueros durante estos días.


Por si alguno se creía que las recientes inundaciones solamente habían afectado a Vega de Magaz y a Castrillos de Cepeda , mejor será que recordemos el calvario que llevan padeciendo los vecinos de Porqueros desde el pasado fin de semana, porque Porqueros, también estuvo inundado. El agua llegó al tope que podían hacer los puentes y finalmente saltó a las calles y arrasó un parque infantil que se encuentra a la orilla del río. Un cepedano, nos ha remitido la información y las imágenes que damos a conocer en esta noticia.

Diario de León publicó recientemente fotos de Vega de Magaz inundado, pero Porqueros, que está más arriba que Vega, también sufrió las inundaciones. Y eso, a pesar de que se da la circunstancia de que cuatro kilómetros al norte de Porqueros se encuentra, desde hace veinte años, el embalse vacío de Villagatón.

Pero la Confederación Hidrográfica del Duero CHD no utilizó dicho embalse para regular el río Porcos y evitar las inundaciones. El pantano de Villagaton es más seguro que el de Villameca, y de hecho, el anterior presidente de la CHD ya había decidido en su día cerrar dicho embalse y ponerlo en funcionamiento. Éste recogería el agua del invierno y la primavera, y la soltaría en verano para regular el caudal ecológico, controlar las inundaciones y dar agua a las poblaciones que se encuentran río abajo, incluida, la ciudad de Astorga.


Nadie da soluciones o explicaciones a los habitantes de Porqueros.

Pero el nuevo presidente de la Confederación, Sr. Diego, ha olvidado las gestiones y las promesas de su antecesor en el cargo, y mantiene su negativa a poner en funcionamiento el pantano. Curioso destino para una obra que costó seis millones de euros y ahora está totalmente inutilizada.

Efectivamente, se trata de una infraestructura inutilizada -para que luego critiquen las obras inútiles de otras autonomías- que pagaron con el dinero de todos los contribuyentes la junta de Castilla y León, y la Diputacion de León.

Sin embargo, son los vecinos de Porqueros los que estos días tienen que padecer las consecuencias de una gestión irresponsable, y el olvido de unas administraciones que una vez más, vuelven a demostrar que no están a la altura de los ciudadanos. Con toda razón, nuestro confidente cepedano clama impotente: ¡Ya es hora de que lo cierren, que lo pongan a funcionar... y que regulen de una vez las inundaciones y las sequías estivales!



No hay comentarios:

Publicar un comentario