martes, 2 de febrero de 2016

Vuelven las perspectivas laborales de la época franquista a León. ¡Vente a Alemania, Pepe!






Hace algunos años cuando veíamos en la televisión ¡Vente a Alemania, Pepe!, ingenuamente sonreíamos y a la vez sentíamos cierto alivio de no haber tenido que trabajar durante la dictadura franquista. Por entonces, los españoles partían de nuestro país y "se marchaban al extranjero" para ganarse un trozo de pan con el que poder llenar sus estómagos.

Al ver la cinta de Pedro Lazaga creíamos que aquella miserable época ya no volvería, al menos, durante mucho tiempo. Pero lo que son las cosas, el mismo partido que tomó el "testigo político" de la destructiva dictadura, tras sus cuatro últimos años de gobierno nos ha vuelto a conducir hacia una situación económico-laboral muy parecida. Y esto, a la vez que la formación de la derecha exhibe todos los modelos posibles de corrupción por los juzgados de España.

Sin duda, ya hemos regresado al pasado. Y aunque cueste admitirlo la realidad es que Espacio Joven Vías ha organizado para el próximo jueves desde las 17:00 horas una charla divulgativa sobre la oferta de ciclos formativos en Alemania para el 2016-2017. El comecocos está destinado a jóvenes de entre 18 y 27 años interesados en formarse laboralmente en Alemania dentro del ámbito sanitario y turístico. En fin, camareros y cuidadores de ancianos bien formados y que estén dispuestos a trabajar por lo que les ofrezca la República Federal de Alemania. En otros lugares la cita se presenta con unos textos más rimbombantes pero como en LA CEPEDA Noticias escribimos para gente corriente lo describimos así: camareros y cuidadores de ancianos bien formados y que estén dispuestos arriesgarse, a dejarlo todo y a trabajar por lo que les ofrezca la República Federal de Alemania.

Sin perspectivas laborales en León, los escasos jóvenes que todavía quedan en nuestra provincia, ahora, encima, son invitados a emigrar a Alemania para trabajar en los puestos que no quieren los germanos. Pero si alguno siente lástima o indignación por la actual situación del país o porque tiene un ser querido fuera o a punto de salir, siempre le quedara la posibilidad de hacer una lectura sorprendente como la que ha hecho recientemente el diario provinciano: Una oportunidad inmejorable para labrarse un futuro laboral sólido y aprender uno de los idiomas con mayor proyección del mercado internacional. Lo dicho: ¡Vente a Alemania, Pepe!



No hay comentarios:

Publicar un comentario