domingo, 27 de marzo de 2016

La celebración de la Fiesta del Botillo en Porqueros con el director del ILC, resultó muy positiva y divertida.




De izquierda a derecha, el tesorero de la Asociación Peñafita, Mariló Maroto -alcaldesa de Magaz-, la esposa de Adolfo Alonso -descendiente de Tremor y Torre del Bierzo-, el mantenedor de la Fiesta del Botillo y director del ILC, Merche -presidenta de la Asociación Peñafita- y Antonio Natal.


Tal y como estaba previsto, ayer tuvo lugar la visita del director del Instituto Leonés de Cultura (ILC) a La Cepeda y su participación como mantenedor en la Fiesta del Botillo de Porqueros.

Adolfo Alonso Ares llegó con su esposa, y acompañados por algunos cepedanos tuvieron la ocasión de visitar las iglesias cepedanas de Quintana del Castillo, Culebros y Porqueros.

Tras la visita a los templos locales, el director del ILC acudió a la sede de la Asociación Peñafita de Porqueros para participar en la Fiesta del Botillo y allí fue presentado por Antonio Natal junto a otros invitados y asistentes a la velada gastronómica. Adolfo Alonso ejerció entonces de mantenedor y puesto en pie leyó un ingenioso discurso manuscrito con buena prosa, en el que indicó: en mi infancia, en mi casa se comían botillos... sirve para el deleite del espíritu... por eso me hago más santo cada vez que lo como... me siento un penitente de luz... yo lo considero un alimento santo que no hemos de ultrajar... 



En todas las mesas pudo disfrutarse de buena compañía y buenos alimentos.


La sede de la Asociación Peñafita sita en la antigua estación de Renfe acogió a varias decenas de asistentes y fue el fiel reflejo de una asociación que funciona como una locomotora manteniendo una actividad envidiable a lo largo del año. En verano, incluso se imparten cursos gratuitos de algunos idiomas como Inglés y Alemán a los que acuden alumnos de varias poblaciones cepedanas. Sin duda, el buen hacer de Asociación Peñafita debería servir como ejemplo para otras localidades.

A la conclusión de la cena, la Fiesta del Botillo continuó y fue entonces cuando la música, el baile y el karaoke entraron en acción para prolongar y cerrar una entrañable jornada festiva en Porqueros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario