viernes, 22 de abril de 2016

Los afectados por el traslado del conservatorio se manifestaron cansados de que el Partido Popular desafine continuamente.






Después de algunos días de disgustos, noticias, negociaciones y protestas, los afectados por el traslado del conservatorio se manifestaron esta tarde para expresar su desencanto ante el monumental lío montado por la comparsa popular de Ayuntamiento, Diputación y junta.

A pesar que desde las tres administraciones los populares han querido tocar una dulce melodía, sus figuras más destacadas no han hecho más que desafinar nota tras nota, y la indignación finalmente se ha trasformado en una discreta protesta a la que solo acudieron unos 1.500 leoneses según las fuentes policiales. La manifestación, poco numerosa para la magnitud del conflicto, evidenció cierto desinterés por parte de los leoneses y falta de solidaridad con los afectados.

La marcha reivindicativa transcurrió entre el conservatorio y la plaza de Botines sin incidentes y dejó bien claro que padres, alumnos y profesores no quieren trasladarse al estadio Reino de León. Pero ese es solo su deseo porque los populares son los que tienen las cartas, y posiblemente, no tardando, acabarán ejecutando sus planes convencidos de que los leoneses les volverán a votar otra vez.

Por el momento, las figuras más destacadas de Ayuntamiento, Diputación y junta continuarán estos días pasándose la patata caliente para no aparecer como culpables de la opinión pública.


No hay comentarios:

Publicar un comentario