viernes, 20 de mayo de 2016

La junta de Castilla y León prohibe el Toro de la Vega y obligará a posicionarse a los grupos políticos.






El Gobierno de Castilla y León del Partido Popular aprobó este lunes un decreto-ley que impedirá alancear y dar muerte al polémico Toro de la Vega en Tordesillas.

La polémica está servida y tras el lamentable espectáculo del año pasado en el que Rompesuelas murió cruelmente -aunque el jurado lo declaró nulo y sin vencedor-, los populares han optado por erigirse en protagonistas del conflicto permitiendo que el festejo se celebre todos los meses de septiembre pero con la diferencia de que ahora, cuando el toro llegue a la Vega de Tordesillas, no morirá.

Pero el decreto-ley no va a salir gratis a ningún partido y de hecho, en menos de un mes éste pasará por el pleno de las Cortes autonómicas y obligará a los grupos políticos de la oposición a pronunciarse públicamente sobre esta decisión jurídica. Parece evidente, los populares han pensado en todo y durante la próxima campaña electoral se volverá a hablar de este asunto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario