miércoles, 25 de mayo de 2016

Los trabajadores de Embutidos Rodríguez ven con incertidumbre su situación durante los próximos meses.







Solamente unos días después de las primeras promesas hechas y tras la noticia de que las obras de la fábrica acabarán en un año, los trabajadores de la planta de Embutidos Rodríguez han comenzado a inquietarse.

A la espera de que se cumpla la palabra dada, los más de 200 afectados ven con incertidumbre los próximos meses pues se está barajando la posibilidad de una renta básica de 426 euros que los trabajadores consideran insuficiente, ya que no les serviría para cubrir sus necesidades: hipoteca, luz, agua, alimentos... .

Pero también les preocupan los gastos escolares del próximo septiembre o una negociación de los bancos para arreglar el pago de las hipotecas y por ello, los trabajadores solicitan que se tomen medidas de carácter excepcional para su drama socio-laboral y que se impliquen en ello conjuntamente ayuntamientos, Diputación de León y junta de Castilla y León.



No hay comentarios:

Publicar un comentario