martes, 14 de junio de 2016

Consecuencias negativas de la Ley Montoro. Óscar Fuentes Carro.






Óscar Fuentes Carro/

                                                

                                    CONSECUENCIAS NEGATIVAS DE LA LEY MONTORO

La aprobación de la Ley de Sostenibilidad y Racionalización, más conocida como “Ley Montoro” supuso la extensión de las restricciones económicas impuestas por Europa al ámbito local, en la que se atribuía a los entes locales una responsabilidad sobre el estado de la deuda a nivel nacional, ocasionada por motivo de la crisis financiera, cuyas consecuencias cayeron, como es costumbre, hacia abajo, haciéndose notar en los denominados Planes Económicos Financieros, que deben llevar a cabo las entidades sometidas a deuda.

Más allá de la legitimidad o no de la misma, debemos analizar las consecuencias actuales que derivan tanto de la deuda, como de la legislación aprobada debido a la misma:

-Tasa de reposición cero en materia laboral, salvo para los servicios considerados como esenciales, lo que provoca un envejecimiento progresivo de la plantilla, ya que las jubilaciones no se cubren, al igual que las bajas, con el consiguiente aumento tanto de la carga de trabajo como de la siniestralidad laboral, hecho perfectamente observable en el servicio de limpieza de interiores, según los datos aportados por el propio Ayuntamiento.

Recientemente se ha usado el parche de que sea la Junta la que destine fondos para contratación de personal, lo que si bien supone un alivio temporal, deja en evidencia la falta de capacidad del ayuntamiento de poder incorporarlo con medios propios.

¿Serían tan generosos en caso de que el signo político del equipo de gobierno fuera distinto, o en una situación similar a la de Cádiz, se responsabilizaría a los nuevos de la situación que provocaron los de atrás?

-Imposibilidad de dotación de presupuesto en materia de inversiones, una de sus consecuencias es la ausencia en recambio de maquinaria, lo que provoca un aumento en el gasto en reparaciones, además del aumento del tiempo en el que el parque está inmovilizado por las mismas. También según los informes técnicos, el estado de la maquinaria es deplorable en limpieza y parques y jardines, que curiosamente, están dentro de los que provocan más quejas por parte de los vecinos. Creo que la relación es más que evidente.

-Financiación de servicios mediante precios públicos y tasas, provoca un encarecimiento en ciertos casos desigual, de manera que se provoca un desuso de los mismos, en algunos casos muy acusado, como puede ser el caso del transporte público, cuyo precio ha ido aumentando al mismo ritmo que ha bajado el número de usuarios, lo que puede justificar la privatización o eliminación de servicios no “esenciales”.

-Reducción de competencias al mínimo legal. Esta medida, esconde amplias consecuencias económicas, y políticas, ya que al tener que renunciar necesariamente las competencias que no son propias, se favorece un proceso recentralizador, en el que el Ayuntamiento acaba convertido en un cascarón vacío, con poca capacidad de acción más allá de cambiar papeleras, con lo que una privatización posterior, quedaría ya completamente fuera de la capacidad de decisión a nivel municipal.

-Preferencia al pago de deuda existente sobre cualquier otro concepto. Sólo hay que recordar que la partida presupuestaria destinada a la amortización de deuda es la más abultada de todas, con 23 millones de euros, más el remanente de caja que en 2015 fueron 10 millones de euros, con lo que la cantidad total destinada a deuda es de 33 millones sobre un total de 138, lo que supone un pellizco importante, y una pérdida enorme en las cantidades destinadas a bienes y servicios para las personas residentes en el municipio. 

                                                                                                         Óscar Fuentes Carro.


                  DESCARGAR GRATIS UN EJEMPLAR DE LA LEONERA
  

FUENTES CARRO, Óscar, "Consecuencias negativas de la Ley Montoro", en La Leonera. nº 1, León, 2016, p. 3. Boletín editado por Círculo Podemos León cuyo editor literario es Formación Democrática de Podemos León.




No hay comentarios:

Publicar un comentario