domingo, 5 de junio de 2016

El Ademar ganó y alcanzó el objetivo de terminar la liga en tercera posición. Toca ya pensar en la próxima temporada.






El Abanca Ademar no tuvo ayer ningún problema para imponerse al Frigoríficos Morrazo en el Palacio de los Deportes de León y alcanzar su objetivo de final de temporada: acabar la Liga Asobal en tercera posición.

La moral estaba a tope y los jugadores de Rafael Guijosa salieron como un torbellino y les endosaron un parcial de 6-0 a los gallegos, que dejaron claro desde los primeros instantes, que el Ademar no iba a hacer concesiones de ningún tipo.

El partido empezó entonces a apuntalarse y a partir de ese momento se convirtió en un trámite de 60 minutos en el que los gallegos intentaban apretar sin obtener mucho beneficio a cambio. Ni una sola vez se situaron por encima en el marcador. Así las cosas, el Ademar únicamente tenía que meter arreones para mantener a distancia a un Frigoríficos Morrazo que no se jugaba nada importante en la última jornada.

Para no correr el riesgo de jugar apurados los últimos minutos y poder terminar el partido en fiesta, el Ademar hizo brecha suficiente durante la segunda parte y el encuentro finalmente concluyó con un cómodo resultado de 28-23 para los leoneses, que con esta victoria, pusieron un broche de bronce a la temporada. Sin duda, toca ya empezar a preparar el equipo para la próxima temporada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario