lunes, 27 de junio de 2016

Sin sorpresas en el reparto de escaños en la provincia de León. El PSOE perdió 5 escaños pero no hubo sorpasso.







Tal y como estaba previsto, no hubo sorpresas en el reparto de escaños más previsible para la provincia de León. Tras la caída de 5 a 4 Diputados, el equilibrio entre los bloques de derecha e izquierda estaba servido. Así, dos asientos fueron a parar al PP y otros dos a Unidos Podemos y el PSOE. Por su parte, Ciudadanos, que consiguió por los pelos un escaño en las pasadas elecciones de diciembre, en esta ocasión solamente pudo recoger miles de votos inútiles que no sirvieron para obtener representación. Aunque mucha mayor derrota cosechó la UPL, que acudió a unas elecciones en las que no tenía ninguna posibilidad y acabó haciendo una exhibición de debilidad por toda la provincia.

En clave nacional cabe destacar el rotundo fracaso de las encuestas -incluida la de pie de urna-, ya que estas vaticinaban un sorpasso en la izquierda que no se produjo e infravaloraron la capacidad de los populares para recoger el voto útil de la derecha, cuyo bloque, obtuvo más escaños que el de la izquierda. A pesar de ello, la derecha lo tendrá muy difícil para gobernar ya que no alcanzó los 176 escaños.

El PSOE, que fue el partido que más escaños perdió después de Ciudadanos, será el que tenga más posibilidades para gobernar pero eso sí, recurriendo a pactos con unos nacionalistas hambrientos de privilegios en el País Vasco y de referéndum en Cataluña. Sin duda, será el PSOE el que decida si le da el gobierno a la derecha, claudica ante los nacionalistas o nos envía a unas terceras elecciones. Yo apuesto a que Pedro Sánchez se olvidará de su electorado y Cataluña tendrá referéndum.



No hay comentarios:

Publicar un comentario