miércoles, 13 de julio de 2016

El coste de la emigración juvenil en Castilla y León.






Horacio Monteserín/



                            
                       EL COSTE DE LA EMIGRACIÓN JUVENIL EN CASTILLA Y LEÓN

Según el consejo de la juventud de España, el coste de la emigración juvenil en Castilla y León superará los 4.000 millones en un plazo de 10 años de acuerdo con el informe elaborado. Es preocupante el hecho de que solo dos de cada diez jóvenes menores de 30 años, estén emancipados y que su tasa de desempleo supere el 50%. Por este motivo, se prevé que 10.190 jóvenes dejarán la comunidad durante los próximos años.
 
El informe sugiere que, tanto la sangría de nuestros jóvenes como el alto número de parados significa que cada trabajador en activo en la comunidad tendría que aportar el 48 % del salario para mantener el sistema de las pensiones.

Por lo tanto, parece conveniente denunciar esta situación y trasladarla a la opinión pública, así como al colectivo que más está sufriendo la crisis y al que consideramos no se le está prestando la atención necesaria. A ellos y a las familias, que son el sostén de dicho problema. 

Quizás la inversión en políticas de vivienda sea una de las medidas que ayudarán a paliar uno de los problemas de los jóvenes, puesto que a través de los datos del antedicho informe, queda claro que estos no tienen acceso a la compra de viviendas, así como tampoco pueden tener acceso al mercado de alquiler por ser inexistente para ellos.

Se echan de menos políticas de empleo -tanto locales como regionales y autonómicas- para paliar este problema. Vemos en nuestras localidades numerosas edificaciones sin acabar y nuestros jóvenes sin trabajo ni vivienda, por lo que sería el momento de resolver estos problemas de paro y vivienda conjuntamente con otras políticas de empleo para que un considerable número de nuestros jóvenes pudieran quedarse en esta tierra. Con ello, se ayudaría a resolver el problema demográfico existente ya que es muy acuciante en la autonomía. En definitiva, parece evidente que todo ello no sería un gasto sino una inversión en nuestro futuro, para nuestras gentes y para nuestros territorios.
 
                                                                                                          Horacio Monteserín.

 

                                                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario