domingo, 17 de julio de 2016

Horacio Monteserín, Ricardo Valderrama, Ana Rodríguez y Marietta Guerrero participan en la caravana Abriendo Fronteras.







Tras los bombardeos de Irak, Siria y Libia, las potencias europeas han mostrado su cara más temible al abandonar a su suerte a cientos de miles de personas a las que les ha tocado vivir en un éxodo arriesgado e incomprensible, para el que en principio, no habían sacado número.

España, que participó en la guerra de Irak y actuó como cómplice engañando a la comunidad inernacional para justificar los horrendos e incontables crímenes que se cometieron en aquella guerra -no existían armas de destrucción masiva-, también muestra ahora su cara más cobarde y miserable, al eludir sus responsabilidades y ha prefeido cobijarse recientemente en las políticas insolidarias del entorno europeo.

Pero en la España de Mortadelo y Filemón, de Rinconete y Cortadillo, de Jesús y de María, también hay espacio para la solidaridad y cerca de 300 personas ajenas a la vieja casta política han partido hacia Grecia para llevar su apoyo moral a los miles y miles de refugiados que están padeciendo las políticas egoístas, injustas e inhumanas de Europa.

La caravana Abriendo Fronteras llegará el miércoles a Tesalónica y en ella participan cuatro habitantes de León que han querido sumarse a esta iniciativa: Horacio Monteserín, Ricardo Valderrama, Ana Rodríguez y la joven astorgana Marietta Guerrero. Sin duda, ellos son estos días, la cara de la solidaridad en León.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario