jueves, 7 de julio de 2016

Neoliberalismo. Ricardo Herreras Santamarta.







Ricardo Herreras Santamarta/



                                                                       NEOLIBERALISMO

Ahora que se debate tanto sobre fundamentalismos, se está dejando de lado a propósito uno de los más feroces: el neoliberalismo. Porque su demagógico y triunfalista discurso parece chocar con la realidad de un feroz modelo socialdarwinista donde la única libertad constatable es la de mercado y donde no se admiten ni el fracaso ni la disidencia, un modelo de capitalismo salvaje que explota, aliena, disgrega y atomiza a los individuos cuando todos sabemos de la necesidad de los servicios públicos y de los espacios comunes para poder desarrollarnos como personas e intentar vivir en armonía.

Lo que los plutócratas ganaban antes en 15 años bajo el keynesianismo, el neoliberalismo ha propiciado que hoy puedan ganarlo en uno solo y sin ningún tipo de control. El cómo, comportándose como auténticos corsarios de las finanzas y cuatreros de lo público, logrando que los ricos lo sean cada vez más a costa de la inversa depauperación de los pobres. Desde luego, ¡dónde se están quedando las clases medias surgidas bajo el añorado “estado de bienestar”! Con más del 50% de la riqueza del planeta en un puñado de manos y los parísos fiscales campando a sus anchas, ¿alguien podría dudar ya de que unos pocos privilegiados estarían actuando tal que ladrones organizados a escala planetaria para acumular beneficios sin cuento y torpedeando en la sombra la labor de los gobiernos a la hora de definir el interés público?

Desde luego, la actual crisis ha dejado al descubierto la verdadera naturaleza de un sistema corrompido cuyo único valor es el dinero -sobre el que pretende, además, fundamentar todas las manifestaciones de la existencia- y la insaciable codicia de sus acólitos. Ítem más, el neoliberalismo no solo ha dañado a la democracia o multiplicado los daños al medio ambiente, sino paradójicamente también ha herido de muerte a la propia economía de mercado en su obsesión de especular para hacer dinero a partir del dinero dejando de lado la actividad productiva.

Sí, parece que en los años finales del siglo XX abrimos la caja de Pandora y la pregunta es si ahora los seres humanos tendremos la capacidad de revertir la situación o entonces se soltó un monstruo que acabará devorándonos a todos. Modestamente, aún siendo pesimista, creo que todavía hay tiempo. Al fin y al cabo, la etapa actual solo es una fase más en la larguísima confrontación histórica tan bien definida por Marx como “lucha de clases”, esa que se ha establecido siempre entre explotadores y explotados, entre los dueños de los medios de producción y los trabajadores. La única diferencia ahora es que, dado que el capital se ha universalizado, la legítima lucha por lograr un mundo más justo también habrá de ser universal.

                                                                                         Ricardo Herreras Santamarta.



                DESCARGAR GRATIS UN EJEMPLAR DE LA LEONERA



 HERRERAS SANTAMARTA, Ricardo, "Neoliberalismo", en La Leonera. nº 1, León, 2016, p. 1. Boletín editado por Círculo Podemos León cuyo editor literario es Formación Democrática de Podemos León.


No hay comentarios:

Publicar un comentario