martes, 16 de agosto de 2016

Érika Villaécija terminó en el puesto 17. Vendrá a Cogorderos a desconectar y pensar en el futuro.







Este lunes tuvo lugar la prueba de 10 km de Aguas abiertas en la que la cepedana Érika Villaécija competía con opciones de obtener un buen resultado. Así lo había dado a entender en las últimas fechas, sin embargo, la realidad fue bien diferente.

La nadadora catalano-cepedana, a pesar de salir bien, no logró mantener el ritmo de las mejores y solo pudo terminar en la 17ª posición con un tiempo de 1:59:04, que únicamente le sirvió para firmar una discreta actuación en la que puede haber sido su última participación en unos Juegos Olímpicos.

Los 10 km de Aguas abiertas en el Fuerte de Copacabana exigían estar a tope y no permitían concesiones ni flaquezas de ningún tipo. La vencedora de la prueba fue la holandesa Sharon Van Rouwendaad, que nadó en solitario el último tramo y venció con autoridad. Tras la descalificación de la francesa Aurellie Muller, la italiana Rachel Bruni pudo hacerse con la plata con un tiempo de 1:56:49, y la brasileña Poliana Okimoto con el bronce con 1:56:49.

Por lo tanto, los Juegos Olímpicos de Río han terminado para Érika Villaécija y en breve regresará a España. Según ha dado a conocer El Mundo, los próximos días vendrá a descansar a Cogorderos para "desconectar" y pensar en el futuro. Después de varias decenas de títulos nacionales y de 21 medallas en grandes competiciones internacionales, la catalano-cepedana ha conquistado un puesto de honor en la natación española pero estos próximos días en La Cepeda, deberá reflexionar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario