martes, 20 de septiembre de 2016

La miseria continúa disparándose en León. Las cifras ofrecidas por Cáritas son preocupantes.







La miseria continúa disparándose en León a pesar de las estadísticas de los últimos años. Parecía que ya no se podía ir a menos pero la realidad es bien tozuda y las cifras del primer semestre de 2016 sonrojan, mientras el partido más votado de la provincia continúa vendiendo su falso y despiadado mensaje de recuperación.

Es indudable, la supuesta recuperación económica no llega a todos en León y durante el primer semestre de 2016, el número de personas atendidas por Cáritas en León se ha visto incrementado un 5%. Pero además, por si ello no fuera suficiente, también ha subido el número de atenciones ascendiendo un 12%.

Por el momento, las cosas siguen empeorando en la provincia mientras las necesidades de las nuevas víctimas de la crisis no han cambiado significativamente respecto a los últimos años: la alimentación, la vivienda o los suministros son algunas de sus carencias más habituales. Esta preocupante realidad fue dada a conocer hace días por la presidenta de Cáritas Diocesana de León, Beatríz Gallego.

En definitiva, la situación empieza a ser alarmante en León y otra de las malas noticias que acompaña los nuevos resultados es, que la brecha social cada vez es más grande entre los que más y menos tienen en León. Por ahora, una tropa de medio millar de voluntarios de Cáritas Diocesana de León intentará seguir paliando las necesidades de los más desfavorecidos mientras las políticas sociales de los populares continúan haciendo de las suyas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario