domingo, 25 de septiembre de 2016

Las elecciones de hoy en Galicia y País Vasco, se han convertido en las autonómicas más esperadas.







Seguramente, nunca antes unas elecciones autonómicas habían sido tan esperadas, ya que las elecciones de este 25 S, además de los vencedores en las autonomías dejarán algunas lecturas importantes en clave nacional.

Con un gobierno en funciones desde hace meses, España se bambolea sin rumbo mientras los viejos partidos -a los que les ha tocado la responsabilidad de formar gobierno- no son capaces de llegar a acuerdos que garanticen la estabilidad al país.

Algunos soñarán durante esta jornada que el PNV quede condicionado para gobernar Euskadi y a cambio entregue los asientos de sus diputados al PP para que estos cuenten con la posibilidad de negociar algún voto traidor que los mantenga en el poder. Sin embargo, la verdadera batalla se vivirá en la izquierda del tablero, ya que de producirse un sorpaso de Podemos al PSOE en ambas autonomías, podría interpretarse como el comienzo del fin en el PSOE. Así es, el comienzo del fin de un partido fracturado y desgastado al que le esperan unos días tormentosos a comienzos de octubre.

Pero en todo caso, todo está aún por decidir y sólo a partir de esta noche podrá comenzarse a hacer lecturas y conjeturas sobre el futuro del país.




No hay comentarios:

Publicar un comentario