martes, 27 de septiembre de 2016

Pedro Sánchez dinamita el PSOE leonés. El perdón a los "esquiroles" socialistas siembra el caos.





Pedro Sánchez consiguió el pasado domingo una nueva derrota electoral y hasta probó dos sorpasos de Podemos.


Por si el Partido Socialista Obrero Español no tenía ya bastantes problemas por toda España, he aquí que una decisión de última hora ha venido a sembrar el caos y la indignación en la maltrecha organización socialista de León.

La decisión de la Ejecutiva Federal de mantener en las filas socialistas a los 12 militantes que en su día hicieron campaña por USE Bierzo junto a Samuel Folgueral, ha sentado como una bofetada directa hacia el PSOE berciano. Esta polémica decisión también ha sido apoyada por Tudanca -recientemente negó haberse reunido con Susana Díaz-, que a su vez, también ha decidido ningunear a los socialistas leoneses.

Sin embargo, Rita Prada, secretaria del PSOE en Ponferrada ha llegado a calificar a los expedientados como "auténticos esquiroles". Pero desde Ferraz no se le da tanta importancia a lo sucedido y prefieren dar barra libre a los 12 militantes conflictivos y no respetar las decisiones tomadas desde León.

Aunque de toda esta nueva crisis socialista lo que más alarma es la lectura y análisis del conflicto, ya que lo que algunos han interpretado, es que se trata de una maniobra para proteger dentro del partido a todos aquellos afines al secretario Pedro Sánchez.




No hay comentarios:

Publicar un comentario