viernes, 4 de noviembre de 2016

Podemos ¡YA! El asesinato injustificado es una infamia lo mismo que la guerra. Julián Robles.







Julián Robles/




EL ASESINATO INJUSTIFICADO ES UNA INFAMIA, LO MISMO QUE LA GUERRA


¿Vuelve el polvo al polvo? / ¿Vuela el alma al cielo? / ¿Todo es, sin espíritu, / podredumbre y cieno? / ¡No sé; pero hay algo / que explicar no puedo, / algo que repugna, / aunque es fuerza hacerlo, / al dejar tan tristes, / tan solos, los muertos!

Uno de los aspectos más dramáticos de la guerra civil se concentró en la represión que llevaron a cabo los vencedores de la contienda, no en los campos de batalla, en la retaguardia, represión incomprensible, muchas veces llevada por espontáneos que se tomaban la justicia por su mano, poblándose las cunetas de muertos, ejecutados en cualquier descampado.


Una de las demandas de información de las familias de represaliados por el franquismo que no ha sido atendida, es conocer la situación de las innumerables fosas comunes que pueblan nuestro territorio y recuperar los cadáveres de nuestros familiares. Es por ello, por lo que debemos todos exigir que los restos de las personas que se encuentran en esas fosas y perdieron sus voces y sus vidas, al menos, recuperen su identidad.

Con objeto de financiar la búsqueda e identificación de los miles de personas que fueron represaliadas -en León, las víctimas de la represión franquista fueron cercanas a las 3.000-, con el propósito de que los desaparecidos, víctimas de los «paseos» que tuvieron lugar en caminos y descampados en los que se llevaron a cabo las ejecuciones irregulares, sean recuperados por sus familiares, y recuperen el nombre que les fue arrebatado, apoyaremos desde nuestra candidatura toda proposición cuyo destino sea alcanzar este logro.

Queda poco tiempo para recuperar la memoria de los represaliados, ya que las personas mayores van faltando inexorablemente, desapareciendo para siempre toda información que nos permita identificar las fosas existentes, y la identidad de los inocentes en ellas enterrados, ya que esta información, apenas es recogida por el relevo generacional.

Véase si en estos días, aquellos que murieron por la fidelidad a la república, el gobierno democráticamente elegido de nuestra patria, no merecen un pequeño acto o manifestación de gratitud, en forma, por ejemplo, de flor.


                                                 VISITA EL BLOG DE PODEMOS ¡YA!




No hay comentarios:

Publicar un comentario