jueves, 3 de noviembre de 2016

Podemos ¡YA! evitar un abismo generacional en León. Luis Casado Fernández.








Luis Casado Fernández/






                                     LEÓN CAMINA HACIA UN ABISMO GENERACIONAL
 
Podríamos hablar de la actual situación de la sanidad en nuestra comunidad autónoma, pero me parece igualmente preocupante la educación así como el progresivo desamparo social, la migración poblacional y el intenso envejecimiento en que se encuentra gran parte de la población de nuestra provincia.

León camina hacia el abismo generacional. La migración laboral, la mortalidad y el casi nulo relevo generacional están haciendo estragos volteando la pirámide de población hacía un modelo invertido, con predominio de la zona adulta en detrimento de los jóvenes. Resulta cuanto menos paradójico que en una comunidad en la que los mayores de 65 años representan el 22,5% de la población regional (casi uno de cada cuatro castellano y leoneses tiene más de 65 años) y los mayores de 80 años ya suman el 10 % de la totalidad de la población castellano y leonesa, éstos tengan que sufrir el continuo deterioro de la situación sanitaria así como de la prestación social y de la dependencia en nuestra comunidad autónoma, que han visto disminuidas sus prestaciones económicas de dependencia desde el año 2011 (año en que entró a gobernar Rajoy y el Partido Popular en este país).

Por otro lado, las empresas y autónomos en la provincia han ido abandonando su actividad (Antibióticos, Everest, Central Térmica de la Robla, Minería en general). La provincia de León ha perdido 2.392 empresas desde el inicio de la crisis económica, en el año 2008, hasta enero de 2013, lo que supone el 7 por ciento de su tejido empresarial y acapara el 20 por ciento del total de empresas destruidas en el conjunto de la Comunidad desde 2008. Las oportunidades de encontrar trabajo han ido disminuyendo de forma directamente proporcional.

Los últimos datos en relación a la pobreza en España y en Castilla y León son inquietantes. Más del 26% de la población regional está en riesgo de pobreza según la tasa AROPE (Indicador Europeo de tasa de pobreza y exclusión social), 127.000 personas más que el año anterior, aproximándonos a la media nacional. Casi uno de cada cinco de nuestros hogares (17,7%) tiene baja intensidad en el trabajo, duplicando el dato de tres años antes y superando el promedio nacional. Estos indicadores muestran que la recuperación de la economía no ha llegado a las personas, por lo que es imprescindible desarrollar políticas sociales de apoyo que, en tanto que no se recupere el empleo, garanticen una vida digna a quienes están en peores condiciones. A ese respecto el papel de los servicios públicos es esencial para garantizar los derechos sociales y la igualdad de oportunidades y es de destacar el papel que han tenido las pensiones públicas en este periodo, en mayor medida en Castilla y León dada la proporción más elevada de pensionistas respecto del total de población.

Con todo esto, cuantas familias pueden plantearse hoy en día forjar un  hogar en esta provincia con un mínimo de garantías económicas, socio-sanitarias y educacionales. Por todo ello nosotros en PODEMOS trataremos de dar salida a toda la problemática social de la ciudadanía de León y su provincia. Ahora y más que nunca debemos resurgir como el Ave Fénix de nuestras cenizas y augurar un futuro algo más alentador y digno para nosotros y nuestro hijos en esta provincia que tanto queremos.

 
                                                                                Luis Casado Fernández.




No hay comentarios:

Publicar un comentario