viernes, 4 de noviembre de 2016

Podemos ¡YA! iluminaciones estéticas. Por Julián Robles y Javier Iglesias.








Julián Robles y Javier Iglesias/


                 
                                                         ILLUMINACIONES ESTÉTICAS

Un pito anunciaba el comienzo del suministro del fluido eléctrico desde el edificio donde se emplazaba la fábrica de luz, en los límites del hospicio, en la calle que hoy lleva el nombre de la puerta que apreciamos en la imagen, la Puerta de la Reina. 


Una solución ya adoptada en otros municipios que han sabido integrar las chimeneas de la época industrial en la vida cotidiana de los ciudadanos como unos elementos más del paisaje urbano, y que sirve para la valorización funcional de estos hitos patrimoniales, es la iluminación estética. La finalidad es que se sitúen como un elemento diferenciador del paisaje urbano. Las chimeneas disponen de una iluminación especial que se enciende cada día al anochecer para hacerlas visibles y así darlas a conocer como elemento patrimonial de la ciudad.

Estas actuaciones se realizan en los bienes industriales, tanto a nivel exterior como interior de los mismos. Las iluminaciones exteriores, al destacar su presencia en el entorno, permiten apreciar tanto las características artísticas de los edificios como la relación con el entorno urbano en el que están situados.

Seis chimeneas suman las cuatro tejeras arruinadas que hubo en el norte de nuestra ciudad, que junto a la vieja chimenea en Eras de Renueva, recuerdo de la fábrica de curtidos de Miguel Morán, y de la empresa nacida un 10 de julio de 1945, Industrias Lácteas Leonesas, semilla del establecimiento de la multinacional Kraft; la conocida chimenea de la Fábrica de Productos Químicos y Farmaceúticos Abelló —la Papelera Leonesa—; y la recordada chimenea de la desaparecida azucarera de Santa Elvira, que inició su andadura en el año 1933, constituyen la memoria del pasado industrial leonés, que forman parte de nuestra identidad y de la memoria colectiva.

Las chimeneas pueden convertirse en indicadores de temperatura, de humedad relativa del aire, etcétera, y servirán para enfatizar el atributo que permite diferenciar León del resto de ciudades españolas, y que se pretende utilizar como estrategia de marketing de ciudades: la luz, por las vidrieras de la Catedral y Musac.


Un ejemplo de iluminación del patrimonio industrial:

Las chimeneas de Pere IV y El Tirador, restauradas por el Ayuntamiento de Ontinyent, disponen de una iluminación especial que se enciende cada día al anochecer para hacerlas visibles y así darlas a conocer como elemento patrimonial de la ciudad, por ser un emblema de la ciudad y recuerdo del trabajo de su gente.


 chimenea.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario