viernes, 5 de febrero de 2010

El Ayuntamiento de Ponferrada no actúa ante el ataque de la junta.


El extenso patrimonio histórico de nuestra región puede presumir de cantidad, calidad y también de ofrecer testimonios de cada una de las épocas que han conformado nuestra historia. De sobra es conocida la importancia y trascendencia de la conquista de Roma sobre nuestro antiguo pueblo de Asturia, y también como no, de la riqueza aurífera de nuestra tierra, la mayor conocida hasta esa fecha de la conquista y con la que se ayudó a construir parte del Imperio Romano.

Podríamos enumerar aquí una larga lista de los casos de abandono de la junta a nuestro patrimonio histórico, solo de la minería romana podríamos mencionar varios lugares dentro de la Cepeda, ¿ Habrán oído hablar de la explotación aurífera de la Veguellina de Cepeda?.

El caso del que toca hablar, es el de las conocidas médulas que fueron declaradas en su día Patrimonio de la Humanidad, a las cuales en teoría, parece que se les debería de dar un apoyo y tratamiento destacado, un apoyo y un tratamiento a la altura que se merecen. Pero no, la junta decide que no desde su posición de poder. Es preocupante la inactividad del Ayuntamiento de Ponferrada incluso para defender su patrimonio próximo, no actúa ni con seriedad ni con firmeza en este tema, tal vez por que desee callar y obedecer bien plegado a las directrices de su partido, aunque sea en perjuicio de su gente y de su tierra. Esta silenciosa actitud de obediencia evidencia su apatía y cobardía, y solamente trae consecuencias negativas para nuestro patrimonio histórico.

Es de dominio público, como en este asunto de las médulas se viene vendiendo humo desde hace varios años y se argumentan unos vacíos razonamientos para evitar actuar y no dar la cara, no está bien, hay que mirar por la mejora de la tierra y de sus gentes. Hace falta ser un silencioso y obediente cómplice para aceptar que a las médulas la junta les destine 140.000 euros y a Atapuerca 21.OOO.OOO de euros (Ambos Patrimonio de la Humanidad).

Por todos es sabido lo que la gente del Bierzo quiere a su tierra y lo que lucha por defenderla y mejorarla, se merecen representantes a su nivel. Por último, recordarles a los protagonistas de este episodio histórico que LA HISTORIA JUZGA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario