jueves, 11 de marzo de 2010

¿Sabrá Érika tocar la campana en distancias largas?


La nadadora barcelonesa Érika Villaécija acaba de probar un nuevo reto, nadar pruebas de larga distancia. Tal vez, lo más sorprendente haya sido la naturalidad con que se ha desenvuelto en el primer test de 5.000 mts, obteniendo una gran marca.
El entrenador de Érika, Joan Fortuny, ha indicado que con el crono que ha hecho Érika se habría clasificado cuarta en Pekín. Joan Fortuny es un entrenador de contrastada experiencia que ya ayudó a David Meca a pasar del 1.500 a las pruebas de fondo, parece razonable suponer que Érika pueda proyectarse en un futuro hacia las distancias largas y tal vez Londres 2012 pueda ser un objetivo para las nuevas distancias.

En la imagen, campanario de San Martín de Cogorderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario