lunes, 13 de septiembre de 2010

Los mineros inician una nueva semana de incertidumbre.


Mientras los 13 trabajadores del Pozo Casares superan ya la semana de encierro, las empresas continúan sin pagar a los mineros y las administraciones siguen sin dar una solución o alternativa al conflicto.

El encierro de Palencia, así como las recientes actividades de protesta que se están comenzando a desarrollar, indican la posibilidad de que se extiendan los disturbios por buena parte del noroeste peninsular. Desde esta misma mañana, en las otras vertientes de la cordillera cantábrica, los mineros asturianos no han dejado de cortar vías terrestres de comunicación.

En nuestra provincia, acampadas y huelgas de hambre, anuncian una semana de intensos conflictos a la espera de que alguna reunión, firma o pago tranquilice la situación, al menos por unos días.

Hoy, los mineros de nuestra zona, se concentrarán junto a las sedes de los sindicatos en Bembibre. Por otro lado, algunos mineros acamparán ante las sedes de de los Grupos Victorino Alonso y Viloria, empresas que parecen estar por encima de la ley y se permiten engañar tanto a los trabajadores de las minas y como al Gobierno de España.

En la imagen del Diario de León, familiares de los mineros encerrados (bocamina del Pozo Casares de Tremor de Arriba).

No hay comentarios:

Publicar un comentario