miércoles, 3 de noviembre de 2010

El Urogallo está a salvo en la sierra de Quintana del Castillo.


Los parques eólicos que se están intentando implantar en la reserva de la biosfera de Omaña y La Cepeda, han acosado brutalmente al Urogallo, incluso alterando su reprodución gravemente. En los últimos meses, un bulo indicaba que el Urogallo ya había desaparecido, sin embargo, hoy vamos a darle a los promotores y empresas eólicas una mala noticia. El Urogallo se encuentra a salvo en Quintana del Castillo y Valdesamario.

La extraña instalación de los parques eólicos en la zona, desafiando a los espacios naturales e incluso a los tribunales de justicia, ha alterado en numerosos espacios de nuestras cordilleras el hábitat de diferentes especies, entre ellas la del Urogallo Cantábrico. Pese a ello, se debe saber esperar y ser optimista, pues todavía es posible que las sentencias judiciales hagan desmontar los destructivos aerogeneradores y llevárselos a su casa a los que presuntamente han vulnerado las leyes.

Por el momento, el Urogallo ha logrado ponerse a salvo de las inmediaciones de los parques eólicos, en efecto, las últimas informaciones indican que la sierra de Quintana cobija una pareja de urogallos, de igual modo, se ha visto algún ejemplar suelto en las proximidades de la localidad, aunque prescindimos aquí de dar más detalles por la seguridad de la especie. Respecto a la parte norte de la sierra, hay que ser también optimistas, pues se ha avistado algún ejemplar por parte de un cazador de las poblaciones de Valdesamario. El Urogallo, al cual acosan los aerogeneradores instalados de forma probablemente ilegal, ha logrado ponerse a salvo, sin embargo, si estos aerogeneradores no se desinstalan, esta reliquia glaciar que es el Urogallo Cantábrico podría desaparecer. Por el momento, el refugio encontrado en los términos de Quintana del Castillo y Ponjos-Murias de Ponjos donde no se han realizado instalaciones eólicas, está salvando a la especie protegida.

El Urogallo de Quintana del Castillo, ha impactado gratamente por su belleza y hermoso colorido a quien lo ha visto. Por último, recordar a los promotores y responsables de la energía eólica, furtivos y aventureros , que el Urogallo es una especie protegida y que los ejemplares se encuentran radiomarcados y controlados, por lo tanto, no podrían desaparecer con la misma facilidad que por ejemplo, el bosque fósil de Valdesamario.

En la imagen, belleza del urogallo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario