lunes, 22 de noviembre de 2010

María Ángeles Cordero intenta lavar su imagen. Ambición sin escrúpulos.


María Ángeles Cordero, actual portavoz y concejal de La Bañeza posee el triste honor de haber llegado a la política bañezana en 2007 de la mano de Javier Panero, al que al poco tiempo traicionó, desbancándolo al frente de una rebelión en la que se benefició de la colaboración de Mariunci Roy y Mauricio Rubio. Pasado un tiempo, como era de esperar, el trío rebelde se desmembraba abandonando Mauricio Rubio la corporación municipal y aprovechándose de todo ello María Ángeles Cordero, que lograba de este modo medrar hasta la portavocía del PP de paso que Rubio quedaba eliminado.

Tal vez con la complacencia del Partido Popular, se alzaba entonces a la portavocía a costa de los conflictos locales del PP, partido al que dejaba hecho añicos en La Bañeza. En los últimos tiempos, la portavoz cepedana también se convertía en la voz traicionera para La Cepeda, mostrando su posicionamiento a favor del circuito bañezano y en contra del cepedano, el cual sigue considerándolo la agrupación municipal de La Bañeza, su rival y obstáculo.

En menos de tres años, María Ángeles Cordero dejará la imagen de La Cepeda por los suelos en el ámbito de la política provincial, pero también en el de la cultura, pues ha editado en estos últimos años, varios libros relacionados con La Cepeda al frente de la EDITORIAL PUENTE DE LETRAS. Probablemente consciente de su vergonzante actuación, anuncia un lavado de imagen, indicando que dejará su participación en la corporación municipal bañezana al final de la legislatura.

Aunque no se puede aventurar si esta vez le toca cumplir con su palabra, lo que está claro es que no dejará la política y en consecuencia podría continuar perjudicando a La Cepeda con sus actuaciones. Por el contrario, la portavoz y concejal ya ha indicado su intención (dice ella) de seguir ayudando al PP, así como que no descarta una nueva aventura política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario