jueves, 18 de noviembre de 2010

Rodolfo Martín Villa, la raíz envenenada de la autonomía de Castilla y León.







El franquista Rodolfo Martín Villa, vinculado al Sindicato Vertical, ocupó diversos puestos durante el régimen dictatorial y tuvo bajo sus órdenes a Roberto Conesa, famoso durante el franquismo por sus brutales prácticas de la tortura. Pasados algunos años, el ahora casi octogenario Martín Villa fue conocido ya durante el periodo democrático como La Porra de la Transición debido a la dureza con la que reprimía las manifestaciones de estudiantes y obreros. De igual modo, conserva el triste honor de haberse visto implicado en la organización de varios atentados terroristas. (Véase Wikipedia para contrastar y ampliar su trayectoria).

Lamentablemente, este siniestro personaje, fue el principal inventor del moderno engendro autonómico denominado Castilla y León, creado de forma tan obscura que no tiene ni capital autonómica, por cierto, caso único en España.

Ayer en un encuentro en la Casa de León en Madrid, el anciano realizaba algunas afirmaciones a propósito de su temible monstruo autonómico, y tal vez, ya debido a su senectud o quizás al mismo veneno que inyectó a Castilla y León, Martín Villa tuvo la oportunidad de expresarse en la España libre de hoy soltando lindezas tales como Yo personalmente no creo en el Reino de León.

En fin, no hace falta realizar ningún máster para conocer la sombría raíz sobre la que se cimenta la autonomía inventada de Castilla y León, sin embargo, produce alarma comprobar en pleno año 2010, el odio que contra León todavía cobijan el deforme monstruo autonómico y su creador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario