viernes, 10 de diciembre de 2010

El gasto desordenado de la Diputación podría pasarle factura a Isabel Carrasco.


Una escandalosa cifra de 1,2 millones de euros fue la protagonista meses atrás de los gastos desordenados y sin control de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. Pese a las quejas que se produjeron ya en su momento por un gasto excesivo en el contexto de crisis económica actual, la actitud de la presidenta no supuso una vuelta atrás, por el contrario, el espectáculo culminaba con escenas de auténtico bochorno, pues según se podía leer en la prensa, la presidenta provincial andaba de tienda en tienda gestionando el nuevo ajuar.

Hasta ahora, la Diputación gobernada por Isabel Carrasco se ha caracterizado entre otras cosas, por gastar el dinero de forma generosa y desordenada, favoreciendo proyectos innecesarios o a patrimonios privados como el de la Iglesia, mientras que por el contrario, ha desestimado las necesidades y proyectos de interés general. Mal criterio en tiempos de crisis.

Pero en este mundo de compras y gastos siempre acaba llegando al final PACO CON LAS REBAJAS. La presidenta va a poder comprobarlo en las próximas elecciones, pues en el sondeo realizado por ella el pasado miércoles ya pudo sacar las primeras conclusiones. Isabel Carrasco invitó a todos los leoneses en la jornada festiva a que dedicarán su descanso a visitar la nueva decoración del Palacio de los Guzmanes en una sorprendente jornada de puertas abiertas, pero lo que son las cosas, las visitas fueron prácticamente testimoniales y la jornada de promoción personal terminó en un sonoro fracaso. Un fracaso que debería darle que pensar, cuando ni sus partidarios (si es que los tiene) acudieron a cumplir con la obligación de hacer bulto. Tal vez, como sucede con sus adversarios dentro del PP o con las representantes del mismo partido enfrentadas con ella, sus partidarios también le hayan dicho adiós de modo definitivo. En fin, Isabel Carrasco terminó su jornada de puertas abiertas escondida entre los visillos que alegremente compraba en fechas atrás.

Es probable que el PP no gobierne la Diputación en las próximas elecciones, pero lo que parece casi seguro es que la actual presidenta no lo hará. La lamentable actuación al frente de la Diputación ha venido acompañada de revueltas y conflictos en el seno interno del partido ocasionando fuertes batallas que se han divulgado por los medios de comunicación ofreciendo una imagen de gran desorden, tanto a nivel institucional y como de su propio partido.

Tal vez a Isabel Carrasco no le haya importado gastar el dinero de los leoneses en cosas innecesarias, pero dentro de unos meses llega a León PACO CON LAS REBAJAS, mal asunto cuando todo empieza a indicar que desaparecerá definitivamente de la presidencia de la Diputación, acaso recibiendo la puntilla final desde la junta.

En la imagen, Isabel Carrasco con el Palacio de los Guzmanes al fondo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario