viernes, 17 de diciembre de 2010

Érika Villaécija se proclama Campeona del Mundo en Dubai. ADELANTE ÉRIKA.


La nadadora catalano-cepedana descendiente de Cogorderos, Érika Villaécija García, conseguía en la jornada de ayer una medalla de oro en los Mundiales de Natación de Dubai, proclamándose Campeona del Mundo en la especialidad de 800 metros libres.

En una prueba que a priori contaba con una clara favorita, la danesa Lotte Friss, una Érika valiente optó por lanzarse con decisión al agua desde los primeros metros, que haciendo una apuesta de ir a por todas, lograba mantenerse cerca del ya habitual ritmo severo que impone la danesa. Érika, en una decisión acertada, forzó un ritmo más enérgico que consiguió hacer temblar a la danesa hasta que logró finalmente doblegarla. Sobrepasaba así, a la muy laureada y aparentemente invencible Lotte Friss, avanzando entonces desde los últimos 50 metros, ya decidida a por la preciada medalla de oro. La catalano-cepedana conseguía proclamarse Campeona del Mundo adelantando a la probablemente, mejor nadadora de pruebas largas de la historia. En la carrera de ayer, las grandes victorias y marcas de Lotte Friss, acabaron cediendo ante el empuje y las acertadas decisiones adoptadas por Érika Villaécija durante el trancurso de la competición.

Detrás de ella, llegaba en segundo lugar Mireia Belmonte, que triunfante con dos medallas de oro en la jornada anterior, hacía valer nuevamente su gran talento para obtener medallas en el mundo de la natación, de este modo, la bella Mireia, tapaba definitivamente la boca a sus equivocados detractores. Finalmente, el reparto de los metales se completó con K. Ziegler, que pese a realizar una gran carrera detrás de Érika, tuvo que ceder en los últimos metros ante la gran clase de Mireia Belmonte. Lotte Friss, doblegada y con los esquemas tácticos hechos añicos, no sabía enfrentarse a la situación imprevista y se hundía hasta una escandalosa cuarta posición.

La victoria de Érika ha vuelto a demostrar su gran fortaleza mental y su sobresaliente nivel competitivo, pues procede recordar, que la nadadora descendiente de Cogorderos de Cepeda se vio forzada a padecer una reprobable situación de soledad durante las jornadas previas a este nuevo reto, pero a pesar de ello, también con un buen criterio fuera del agua, logró contactar con su entrenador y sus seres allegados para recibir los ánimos de los que había sido privada, Érika era consciente que su entrenador era fundamental para obtener la victoria.

Por último, mientras todos celebramos ahora este nuevo triunfo, es el momento de enviar ánimos a su hermano y nadador Álex Villaécija, que hoy entra en el quirófano para restablecerse de una lesión que lo ha alejado de las competiciones en estos últimos tiempos.

ENHORABUENA A ÉRIKA Y ÁNIMOS A ÁLEX.


No hay comentarios:

Publicar un comentario