domingo, 5 de diciembre de 2010

Mireia Belmonte y Melanie Costa superaron a Érika Villaécija.


Ayer se presentaba una nueva jornada en los Campeonatos de España en piscina de 25 m para una Érika que partía con opción a dos medallas. En 800 se presentaba con serias opciones al oro mientras que en la prueba de relevos, el San Andreu tenía claras opciones de colgarse algún metal.

Ni lo uno, ni lo otro. La prueba de relevos, a pesar de la gran posta de Érika, la dejó sin medalla al ocupar el San Andreu la cuarta posición. Por su parte, la final de 800, en la que Érika había sabido mantener su hegemonía nacional, ofreció una de las mejores pruebas de estos campeonatos, tanto por su nivel como por su competitividad. Una brillante Mireia Belmonte desbordó a sus rivales a partir del segundo cuatrocientos, venciendo con 8:17:89. Érika, que dominó el primer cuatrocientos, pudo comprobar como era doblegada en esta prueba también por Melanie Costa, que hace muy pocos días conseguía una medalla de plata en los europeos de Eindhoven y finalizaba este 800 con 8:21:28, mientras, la catalano-cepedana llegaba en tercera posición con 8:23:38, sumando en la jornada de ayer un bronce que sabe a poco.

Hoy se celebra la cuarta y última jornada de los nacionales de piscina corta, y las dos nadadoras de nuestra zona podrían encontrarse en la final de los 200 metros. Difícil lo tendrá Noemí para entrar en la final A y complicado lo tendrá Érika para obtener una medalla en una prueba que previsiblemente será muy competida, y en la que el cansancio acumulado durante estos días no le dará muchas opciones.

En la imagen, Melanie Costa muestra la medalla obtenida recientemente en Eindhoven, la cual está demostrando el gran nivel competitivo alcanzado durante los presentes campeonatos nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario