domingo, 26 de agosto de 2012

El Ayuntamiento de León puede ocasionar que la Policía Municipal acabe iniciando serias medidas de presión.



 Es ya un hecho bien constatado, que la Policía local de León ha reducido las multas un 70% provocando una perdida de ingresos considerable que afecta de modo directo a las arcas municipales. Desde algunos medios de comunicación se habla de una huelga encubierta, pero lo cierto, es que la Policía no ha entrado a valorar esta caída de recaudación que habría comenzado a producirse desde el pasado mes de junio y que ya ha roto, el Plan de Ingresos 2012 del Ayuntamiento de León. 

La Policía Municipal se encuentra en negociaciones desde hace tiempo con el Ayuntamiento de León, pero todavía no ha habido ningún avance significativo, pues hasta el momento, el Ayuntamiento se niega a equiparar las condiciones laborales de la Policía Municipal con las del resto de trabajadores del Consistorio. Los trabajadores del colectivo policial demandan que les sean reconocidos complementos como el de localización, que si están cobrando otros trabajadores como los bomberos, aunque hasta ahora, no ha habido ninguna mejora ni en éste, ni en otro punto. A día de hoy, la situación está comenzando a complicarse en exceso, pues también hay agentes que cobran menos que en el año 2006.

Aparentemente, ninguna de las partes parece estar dispuesta a ceder su brazo, sin embargo, las negociaciones continuarán y se producirá una nueva reunión durante el próximo mes de septiembre. El representante Israel Adeva (CSIF), ha señalado que seguirá negociando y que si no hay solución, iniciaremos serias medidas de presión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario