jueves, 23 de agosto de 2012

El incendio de Castrocontrigo pondrá a prueba al PP. Señor Vicente Herrera, cruzarse de brazos no es la solución.


Incendio de Castrocontrigo. Herrera cruzado de brazos y Antonio Silván pasivo.


El incendio de Castrocontrigo continua activo pero la junta de Castilla y León ya lo ha bajado a nivel 1 y según fuentes oficiales, se ha estabilizado. A partir de ahora, podría comenzar la cuenta atrás en su extinción, que deberá durar unas dos semanas. Aunque no se puede ser optimista por el momento, ya que el incendio todavía puede volver a tomar fuerza.

Después de todos estos días tan intensos y dramáticos para la población local, va a llegar el momento más decisivo para numerosos habitantes de la zona, el de replantearse su vida y su futuro. Hasta ahora se ha hablado de las llamas, de las hectáreas quemadas y de los efectivos desplegados, pero los días pasan y mucha población local no irá al trabajo, pues el incendio ha acabado con él. Han sido muchos años de desorganización, de oidos sordos y de negar infraestructuras para luchar contra los incendios con garantías por parte de la junta de Castilla y León, pues bien, aquí están los resultados de su constante abandono y castigo a la provincia de León.

La Administración Autonómica, deberá ahora dar la talla y ofrecer soluciones apoyándose en el Gobierno de España y la Diputación de León, para ofrecer alguna alternativa a todas aquellas personas que se han visto afectadas por este colosal incendio que podría haberse evitado, si la provincia leonesa estuviera dotada con unos medios adecuados para luchar contra los incendios. Sin embargo, la realidad es que nuestra provincia ha estado desastida por la junta, que controlada de una forma casi absoluta por políticos castellanos, pretenden incluso después de la tragedia, apropiarse de los montes de la provincia de León bajo sus propias decisiones personales.

Los representantes del PP a través de la Diputación, de la junta y del Gobierno de España, deberán de gestionar desde ahora, el desastre medioambiental y económico que afecta ya a numerosas familias leonesas. Hasta ahora, nada han hecho estos responsables populares. Solamente pasearse entre esos trabajadores, que por unos sueldos miserables, ponen en riesgo hasta su vida para controlar y extinguir los incendios. El Presidente de la junta y el máximo responsable de Medio Ambiente, los señores Herrera y Silván, han hecho bien su numerito durante estos días, pero eso ya se ha acabado y ahora deberán de dar soluciones a la población afectada a costa de su trabajo, y no del de los demás. Claro, que si comparamos su numerito con la actuación estelar de Isabel Carrasco, que ni ha aparecido por el lugar, prefiriendo disfrutar de las vacaciones veraniegas...

Señor Juan Vivente Herrera, no siga con los brazos cruzados y haga algo de una vez, que mire cuales son las consecuencias de tener a la provincia de León sin suficientes medios para combatir el fuego. No mire para otro lado, y no haga con estas gentes que viven del campo, lo mismo que está haciendo con los que viven del carbón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario