martes, 23 de octubre de 2012

Emilio Gutiérrez impone el surrealismo en León. Los afectados y los privilegiados por el PP. Masturbémonos.


Como hoy la entrada de LA CEPEDA CHIC va de decoraciones y de surrealismo, nada mejor que adornarla con  EL GRAN MASTURBADOR de Salvador Dalí.


Que la gestión de Emilio Gutiérrez ha sido surrealista en numerosos momentos no se puede negar, pero lo que nadie sospechaba hasta ahora, es que estos actos fuesen producto de una clara intención, la de imponer el surrealismo entre los habitantes de la ciudad de León.

Atrás quedaron aquellas promesas electorales y el desconocimiento hacia su persona para conservar inmóviles las dudas acerca de su valía profesional. Pero E. Gutiérrez ya ha pasado más de un año gestionando León y los hechos han demostrado que además de carecer de cualquier tipo de iniciativa para impulsar a la ciudad, se ha mostrado severo en la subida de tasas e impuestos, testarudo gastando dinero en dañar obras recién hechas, inútil a la hora de exigir a los miembros de su partido que entreguen el dinero que se le debe a los proyectos de León, y además, complaciente y casi agradecido con los mensajes-descalificaciones que el impresentable Alcalde de Valladolid nos propina de vez en cuando.

Es por ello, que nadie debería de sorprenderse ahora, de que en tiempo de crisis y recortes el Ayuntamiento de León vaya a subir un 3,4% las tasas y el impuesto de circulación. Como tampoco le debería de sorprender a nadie que después del último escándalo del transporte urbano, el equipo municipal del PP vaya a subir a los leoneses el bonobús nada menos que 1,95 euros... ¿A que no es una buena gestión la de este equipo de gobierno dirigido por tan "genial" Alcalde? Pues claro que no, por que el Concejal popular Javier Reyero también ha anunciado, que a partir de ahora las actividades de educación infantil pasarán este año a tener un costo de 36 euros.

Pues bien, ahora viene la aportación surrealista. Resulta que a partir de ahora los comercios leoneses que pongan en las fiestas religiosas de Navidad y de Semana Santa decoración (adornos, luces...), no tendrán que pagar la tasa por ocupación, dejando de este modo de recaudar otros impuestos que deberían ser de utilidad para la ciudadanía, por ejemplo, para cambiar ese medio millar de bombillas de la ciudad, que van llevando hacia otra oscuridad más, a nuestra ciudad. En fin... que me imagino que el lector ya habrá comprendido quienes son ahora los afectados y privilegiados por el Partido Popular en la ciudad de León.


No hay comentarios:

Publicar un comentario