martes, 27 de noviembre de 2012

Los 150 empleados leoneses de Paradores sienten ya la amenaza de los recortes de la plantilla.




La red de Paradores llevará a cabo un recorte de su personal contratado que según las primeras expectativas, afectará al 14% de la plantilla, es decir, a unos 644 puestos de trabajo.

En esta red se encuentran los paradores de San Marcos y el de Villafranca del Bierzo, dando empleo a unas 150 personas, que ahora ven con gran preocupación su futuro. En verdad, el presidente del comité de empresa de San Marcos Emilio Ferrero, no se ha mostrado nada optimista respecto a su centro de trabajo e incluso, ha advertido que el nuevo recorte podría afectar finalmente al 25% de la plantilla, es decir, a un total de 1.300 trabajadores. 

Hace solamnete unas semanas que los empleados del parador de San Marcos protestaban ante la supresión de la extra de Navidad, pero ahora, el anuncio del nuevo recorte vuelve a apretar las tuercas de un establecimiento leonés de primer nivel que pese a ser rentable, podría verse afectado por la crisis global que padece un grupo que vió descender descender su ocupación en un 20%, desde el 2007 al 2012. 

Los empleados leoneses de San Marcos, que no verán la espectacular reforma que en su día se proyectó, podrían convertirse sin embargo, en paganos de la mala gestión de la red de Paradores. En definitiva, a partir de ahora, comienza un periodo de angustia y espera para los 150 leoneses que forman parte de la plantilla, aunque según ha anunciado Emilio Ferrero, los trabajadores leoneses no se van aquedar parados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario