lunes, 31 de diciembre de 2012

Baker & Makenzie y el PP de León. Emilio Gutiérrez y Nuria Lesmes provocan el escándalo de fin de año. Atención gestores: DONDE NO HAY MATA, NO HAY PATATA.


Emilio Gutiérrez debería de dar explicaciones a la ciudadanía.


Ni la nochevieja nos van a dejar disfrutar los miembros del Partido Popular de León. Así es, las últimas noticias han confirmado que los casi 200 empleos que ha aniquilado el PP en el Ayuntamiento de León, además de ser una desgracia para las numerosas familias que se han visto directamente afectadas por ello, suponen ahora una pesada carga económica sobre las espaldas de la ciudadanía.

Efectivamente, nada menos que la friolera de 151.350 euros se han gastado los populares del Ayuntamiento de León en asesoramiento jurídico externo para poder ejecutar el ERE y la reorganización laboral de los empleados municipales.


Nuria Lesmes ha acabado con numerosos empleos y derechos laborales.


La empresa más beneficiada de este espectacular desembolso ha sido BACKER & MAKENZIE, debiendo de destacarse, que mediante la realización de diferentes contratos, se ha evitado que se haya hecho una convocatoria pública abierta y que dicha empresa se haya lucrado del impresentable derroche municipal. Pero la influencia de esta empresa parece excesiva en el Ayuntamiento, pues según se sugiere hoy en alguna prensa escrita de la provincia, BACKER & MAKENZIE habría dirigido a la Concejala de personal Nuria Lesmes en alguna ocasión, por ejemplo, en las mesas negociadoras con los sindicatos.

Curiosamente, esta misma asesoría externa es la que se viene encargando desde hace algún tiempo de la penosa gestión/ transformación de la recogida de basuras urbana, que tantos problemas y conflictos ha ocasionado recientemente.

Así pues, mientras los leoneses pagan más tasas e impuestos, mientras los ciudadanos ven suprimidos servicios y actividades de todo tipo, he aquí que el "magnïfico" equipo de Emilio Gutiérrez ha decidido descorcharse y romper la paupérrima hucha municipal para beneficiar a un "bufete externo" endeudando más al consistorio, y sobre todo a los ciudadanos, que tendremos que pagar de nuestros propios bolsillos esta indignante y escandalosa inversión que se ha realizado para acabar con 200 puestos de trabajo. Si ya lo dice la sabiduría popular... DONDE NO HAY MATA, NO HAY PATATA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario