miércoles, 19 de diciembre de 2012

El consumo de carbón aumentará en Europa y será la primera fuente de producción energética en 2017.




Según la Agencia Internacional de la Energía el consumo de carbón continuará aumentando y en el 2017 podría desbancar al petróleo como primera fuente de producción energética. A día de hoy, todo apunta a que China e India se convertirán en los primeros consumidores.

Por otro lado, deberá de señalarse que en Europa también habrá un repunte en su consumo y ello contrasta con la fecha dada (2018) por la Unión Europea para el cierre de las minas no rentables, que seguramente coincidirá con la supremacía mundial del carbón como fuente de producción energética.

Si bien es cierto que las emisiones contaminantes eran un obstáculo para el apoyo al carbón, los resultados satisfactorios que ya se han obtenido en la CIUDEN podrían tener efectos prácticos no tardando mucho, tal vez en un lustro si reciben suficientes ayudas, con lo que el problema de las emisiones también podría quedar resuelto para las fechas anteriormente mencionadas.

Por todo ello, el escenario energético de los próximos años apunta hacia una producción de carbón que verá capturado su CO2, convirténdose para Europa en una fuente energética estratégica y limpia. La carestía e inviabilidad  real de las llamadas energías renovables y la incertidumbre en la recepción del gas ya son un fracaso visible a día de hoy, y no tardando mucho, deberán de hacer replantearse a Europa su política energética. A la espera de que la energía solar se desarrolle suficientemente y articule el planeta, ahora que las reservas del petróleo ya se ven finitas, solo el carbón ofrece suficientes garantías para reconducirnos y suministrar energía durante las próximas décadas y hasta que se imponga la energía solar. Nada de extraño puede haber, en que Europa rectifique en estos próximos años, elimine la fecha del 2018 de su calendario y vuelva a centrarse en el carbón como fuente energética estratégica, rentable y limpia, para las próximas décadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario