sábado, 29 de diciembre de 2012

El Gobierno de España no paga las deudas y deja sin cobetura legal al carbón. El Ministro Soria podría ser demandado por haber realizado acusaciones falsas.


El Ministro Soria podría ser demandado por haber realizado acusaciones falsas contra la dirección de Paradores.


Tras el esperado Consejo de Ministros de ayer, el sector de la minería del carbón al completo ha vuelto a echarse las manos a la cabeza.

La decepción estaba servida de antemano, pero lo que nadie esperaba era que el Gobierno ni siquiera fuese a pagar la deuda de 111 millones de euros que tiene contraída con el sector. De este modo, las empresas mineras quedarán a partir de ahora en una situación de precariedad y debilidad que nunca antes habían conocido, recibiendo su particular golpe mortal mucho tiempo antes de lo previsto.

Como ya se conocía desde algunas horas antes de que se celebrara la reunión, el Gobierno no sacó a la mesa el Plan del Carbón 2013-2018 y con ello dejará a la minería del carbón sin cobertura legal, imposibilitando al sector cualquier tipo de planificación. En definitiva, el Gobierno de Mariano Rajoy no pagará las deudas y dejará paralizado al carbón. 

Así, José Manuel Soria, Ministro de Industria y el máximo responsable de esta improvisada gestión, ha vuelto ha mostrarse como un gestor incapaz que no quiere saldar las deudas económicas pendientes, pero además, también como un Ministro difamador. En efecto, Soria ha intentado ofender en público la fama de la dirección de Paradores acusándola de tener a su disposición un velero, acaso con la finalidad de extender una cortina de humo que tapara su desalentadora gestión. Sin embargo, el Presidente de la cadena Miguel Martínez ha aclarado rápidamente que las acusaciones de Soria son falsas y por ello, sus abogados están ya estudiando la posible interposición de una demanda contra el Ministro.


1 comentario:

  1. Sólo ver la foto me da vuelta el estómago.
    Ganaron las elecciones con mentiras y gobiernan con mentiras.

    Estan acabando con España estos sinverguenzas.

    ResponderEliminar