viernes, 28 de diciembre de 2012

Los deshaucios y los despidos se dispararon en León durante los tres primeros trimestres del 2012.


Varios representantes populares de León.


La provincia de León avanza imparable hacia una estado de precariedad generalizada que no será nada fácil de sostener, si no se le pone freno en breve.

Las cifras son contundentes y no dejan lugar a la duda, León se va al garete. Efectivamente, el elevado número de deshaucios y de despidos que se han producido recientemente, alertan sobre la mala gestión del último año y deberían de hacer replantearse a los responsables de dicha gestión, sus destructivas políticas en materia económico-social.

Nada hay tan explícito como los números y éstos dicen que España va realmente mal o que los desahucios se han convertido en un problema nacional grave. Efectivamente, con un incremento del 15,9%, los deshaucios han venido ocupando la atención de los medios de comunicación y han vuelto a recordarnos los tiempos de aquella España franquista en la que muchos habitantes de nuestro país se hacinaban en viviendas a la espera de conseguir un trabajo con el que salir para adelante. Aunque esto no es nada con lo que sucede a nivel autonómico, pues en Castilla y León la cifra debe de situarse en el 25%. Así es, la Comunidad Autónoma gobernada desde hace décadas por los populares, se muestra incapaz de ofrecer soluciones y lo que es peor, ha provocado que su eterna política de ensañamiento con León haya disparado el incremento de los deshaucios en nuestra provincia hasta el 37,6%. Año tras año, recorte tras recorte, los populares castellanos y leoneses del engendro autonómico han ido debilitando a León, hasta tal punto que los habitantes leoneses están empezando a quedarse sin techo. Pero que a nadie se le llene la boca haciendo patria leonesa mientras toma cortos y tapea, pues esto es lo que han pedido los habitantes de nuestra provincia en las últimas consultas electorales.

Sí, los leoneses pidieron un gobierno del PP y los populares ya se lo han dado, además, desde todas las administraciones. Menos sanidad, menos educación, menos cultura, pero más recortes, más impuestos y más desempleo, así es, nada menos que 1576 empleos han sido destruídos en León en tan solo 3 trimestres, superando ya en más de 400 los registrados durante todo el 2011.


No hay comentarios:

Publicar un comentario