lunes, 17 de diciembre de 2012

Melanie Costa Schmid capturó el bronce en 200 libres, firmando unos Campeonatos del Mundo soberbios.




La nadadora balear Melanie Costa Schmid volvió ayer a dar una muestra de la gran clase que atesora. La prueba de los 200 m libres le brindaba una buena oportunidad de dejarse ver y Costa Schmid se dejó ver, y además, supo sacar rendimiento a su actuación capturando la medalla de bronce.

Tras su calificación para la final con 1:55:42, la mallorquina se presentaba a la lucha por los metales con tres finales en el bolsillo y una medalla de oro, sabedora de que había rellenado ya con una elevadísima calificación su expediente. Sin embargo, Melanie no se mostró nada conformista y supo dejar las emociones de las últimas horas de lado, manteniéndose bien concentrada y "a punto" ante una prueba muy abierta en la que era realmente difícil subirse al podio.

Pero Melanie Costa se tiró a la piscina y logró asentarse en la carrera con opciones, antes de acabar rematando su participación con esos 50 metros finales, que ayer le dieron la segunda medalla de estos Campeonatos del Mundo. Finalmente, Allison Schmitt era oro con 1:53:59, la magiar Katiuka Hosszu plata con 1:54:31 y Costa Schmid bronce con 1:54:45.

De otro lado, deberá de señalarse que Érika Villaécija  participó en esta prueba rápida y pese a que ya prácticamente no compite en ella, supo cerrar su actuación en el Mundial con una buena actuación nadando por debajo de dos minutos en las pruebas preliminares. Por lo tanto, la catalanocepedana ha completado el Mundial de Estambul con dos finales, pero no ha logrado meter a la hucha por muy poco, esa medalla de 800 libres que le habría permitido entregar un expediente sobresaliente. A partir de estos momentos, Érika Villaécija deberá de pensar ya en el próximo Mundial de Barcelona 2013 en el que partirá nuevamente con opciones, tanto en la disciplina de Piscina como en la de Aguas Abiertas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario